Necrológica:Perfil
i

John Gerlach, brigadista americano en la Guerra Civil

John Gerlach sirvió en las Brigadas Internacionales durante la Guerra Civil española como oficial del servicio de inteligencia. Se unió a los casi 3.000 voluntarios estadounidenses que marcharon a España para defender al Gobierno republicano del alzamiento militar de julio de 1936.

John Gerlach nació con el nombre de Iván Rujevcic en Vurota, al noroeste de Croacia, el 21 de junio de 1915. A los 13 años cruzó el Atlántico y se reunió con su madre y su padrastro en Detroit, EE UU. Desde joven tuvo una educación muy politizada y, con apenas 20 años, organizó en Detroit un sindicato de trabajadores de restaurantes. En 1935, la Unión Soviética le concedió una beca y viajó a Moscú para estudiar marxismo-leninismo e ingeniería.

Gerlach fue reclutado para luchar en la Guerra Civil en un café neoyorquino. Ahí, accedió a acompañar a su antiguo profesor universitario, el comunista yugoslavo Mirko Markovic, quien luego asumiría el mando del Batallón George Washington de voluntarios americanos.

Gerlach pisó tierra española a principios de 1937. Viajó de noche en autobús a Albacete, la base de entrenamiento de las Brigadas Internacionales, donde inmediatamente fue ascendido a teniente. Al hablar ruso y ser bilingüe inglés-serbocroata, también fue nombrado oficial del servicio de inteligencia a cargo de la XV Brigada, compuesta por voluntarios eslavos y americanos.

Una de las responsabilidades de Gerlach, quien en España se hizo llamar Iván, era acompañar a los periodistas extranjeros al frente. En julio de 1937 condujo a Ernest Hemingway, Martha Gellhorn y Herbert Matthews a Brunete. Cuando se aproximaban a las trincheras, la acción de la artillería de los nacionales fue tan intensa que se tuvieron que refugiar en un olivar.

Tras nueve meses en Albacete, Gerlach se unió a una unidad combatiente en el frente de Aragón. En la rápida ofensiva nacional hacia el río Ebro en marzo de 1938, Gerlach y otros brigadistas quedaron atrapados tras las líneas enemigas. Durante varios días reinó la confusión y el miedo hasta que Gerlach pudo guiar al pequeño grupo a las posiciones republicanas.

Cuando finalmente logró cruzar el Ebro en un bote, Gerlach se encontró por segunda vez con Hemingway, quien más tarde enviaría una nota al New York Times citando al "oficial de reconocimiento Iván" como su fuente. En octubre de 1938 fue repatriado.

En la II Guerra Mundial Gerlach se presentó voluntario pero no le admitieron a causa de una tuberculosis. Pasó la guerra como ingeniero mecánico en la fuerza aérea de EE UU. En 1943 se casó con Madelyne Benjamin y la pareja tuvo dos hijos. Al terminar la contienda, Gerlach se asentó en California, donde trabajó como diseñador de cerrojos y picaportes. Se casó por segunda vez, en 1962, con Sonya Slutsky, y tuvo otros dos hijos.

Murió en Camarillo, California, el 12 de agosto de 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de agosto de 2008.