Reportaje:

Regalos para el paisaje

La soledad de los afectados por el fuego de L'Alcalatén

El incendio que arrasó hace un año casi 7.000 hectáreas de monte y arbolado en la comarca de L'Alcalatén devoró una finca que posee la familia de Pedro Gozalbo en Costur. Cuando el presidente de la Asociación de Damnificados por el Incendio de L'Alcalatén invitó a sus hijos a plantar alcornoques, carrascas, pinos y nogales, uno de ellos le preguntó por los motivos de un esfuerzo aparentemente baldío. ¿Para qué? "Para regalar la finca al paisaje", respondió Gozalbo.

La asociación de damnificados solicitó a la Consejería de Medio Ambiente 14.000 plantones para paliar los daños del fuego. Recibieron 200. El consejero José Ramón García Antón ya había apostado por la "regeneración espontánea" del arbolado en una comparecencia en las Cortes.

"Si tuvieran ustedes vergüenza, nos animarían a salvar las fincas"

Los damnificados instaron a ayuntamientos, colegios, asociaciones culturales y cualesquiera otras para que solicitaran plantones. Organizaron la campaña Adoptar un árbol e implicaron a 2.500 alumnos y profesores, deportistas, centros excursionistas, empresarios y amantes de la naturaleza en general para plantar un total de 9.000 árboles. "Un vecino de Catí nos regaló mil plantones de tres años", recuerda Gozalbo con emoción. Pero queda mucho por hacer. "Hemos perdido la mitad de nuestro activo turístico", lamenta. Y denuncia que la Generalitat se ha limitado a limpiar fincas públicas o consorciadas y "de mala manera".

Gozalbo acaba de remitir una serie de escritos a diversas autoridades. Al presidente de la Diputación de Castellón le pide que "siga dando muestras de su generosidad e inteligencia política". Al subdelegado del Gobierno en Castellón le propone que "el Gobierno trate directamente con los ayuntamientos ya que el Consell actúa de contrapartido porque la culpa, ya lo sabe, la tiene Zapatero". Al delegado territorial del Consell le agradece su disposición a aceptar la figura del comisariado único para coordinar las ayudas a los damnificados y lamenta: "Por razones que no conocemos, el Consell no aceptó nuestra propuesta, cosa que, visto lo visto, parece más necesaria que nunca". Al director territorial de Agricultura le hace saber: "Nos sentimos menospreciados y maltratados por su administración. Si tuvieran ustedes vergüenza vendrían a darnos ánimos, a motivarnos para recuperar las fincas perdidas". Finalmente, al director territorial de Medio Ambiente, le reclama que distribuya plantones de forma generosa a partir de octubre y no solo con ocasión del día del árbol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50