Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado Rodríguez Menéndez se fuga de la cárcel en un permiso

El juez autorizó la salida, denegada por la junta de tratamiento

El polémico abogado José Emilio Rodríguez Menéndez, condenado a penas que suman nueve años y medio de prisión, se encuentra en situación de busca y captura por las fuerzas de seguridad al no haber regresado a la prisión coruñesa de Teixeiro al término de un permiso penitenciario de cuatro días. El permiso de salida se lo concedió el juez de vigilancia penitenciaria, en contra del criterio de la junta de tratamiento del centro.

El pasado mes de mayo, la junta de tratamiento del centro penitenciario de Teixeiro le denegó a Rodríguez Menéndez un permiso de salida al apreciar en el interno un alto riesgo de quebrantamiento de condena. El principal motivo que estableció la prisión para negárselo fue la posibilidad de que el interno no regresara.

Rodríguez Menéndez presentó recurso ante el juez de vigilancia penitenciaria, que revocó la decisión de la junta y autorizó la salida. La resolución del juez, del pasado 5 de agosto, indicaba que el interno podía disfrutar de cuatro días de permiso. Rodríguez Menéndez, que ya ha cumplido una cuarta parte de su condena, salió de Teixeiro el pasado lunes día 18 pero no regresó transcurridos los cuatro días.

Rodríguez Menéndez cumplía dos condenas que totalizan nueve años y seis meses de prisión. La primera, de dos años de cárcel por revelación de secretos, se refiere a la difusión del vídeo de carácter sexual del director de El Mundo, Pedro J. Ramírez. La segunda condena del letrado es por un delito continuado contra la Hacienda Pública por defraudar 1,8 millones de euros en las cuatro declaraciones de renta correspondientes a los ejercicios de 1990 a 1993. La Audiencia de Madrid le condenó a seis años de cárcel, pero en octubre de 2006 el Tribunal Supremo apreció cuatro delitos fiscales en vez de un solo delito continuado y le impuso cuatro penas de dos años y medio: un total de 10 años que se reducen a siete años y medio de cumplimiento en prisión.

Antes de ingresar a cumplir ambas condenas, Rodríguez Menéndez huyó de la Justicia y se refugió en Argentina. Allí fue detenido en julio de 2005, cuando salía de un restaurante donde cenaba en compañía de su esposa. Aunque ingresó en una cárcel federal, fue puesto en libertad antes de que transcurrieran 24 horas. En mayo de 2006 fue detectado en Portugal y, poco después, detenido en Salamanca. Ha permanecido en prisión hasta el pasado día 18.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de agosto de 2008