Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de plazas deja a 7.175 niños en aulas 'colchón' provisionales

Cúmulo de denuncias y quejas por habilitar barracones sin licencia en Valencia

"Esto es como el Valle de los Faraones en Egipto, pero con barracones". La gráfica descripción de Enric, uno de los padres del colegio público Tomás de Montañana de Valencia que rechazan la fórmula escogida por la Generalitat de esparcir "aulas extra" -conocidas como "aulas colchón"- en el patio de los colegios, las plazas de los pueblos o los solares adyacentes para paliar la falta de plazas públicas de infantil de 3 a 5 años. Un déficit "crónico" que se acumula desde que en 2003 se disparó la curva demográfica y la escolarización de los hijos de inmigrantes.

Según la documentación entregada el 10 de julio por la Dirección General de Centros Docentes de Educación, "el sistema educativo público en los tramos de infantil y primaria continúa en expansión". Y crece a un ritmo sostenido anual del 3,4% y 3,7% (es decir, 10.000 alumnos más por curso), mientras que en la privada concertada se sitúa entre el 1,4% y el 1,7%.

Este diagnóstico, según reconoció el propio director general de Régimen Económico, Alejandro Bañeres, ha obligado a incrementar en septiembre próximo el número de aulas colchón habilitadas dentro de los propios centros educativos. En total, Educación ha previsto en julio un mínimo de 287 unidades extra (además de las 1.111 que hay mientras se construye o reforma un centro), lo que supone que 7.175 escolares de infantil y primaria empezarán el curso en su propio centro, pero en aulas colchón. "Una unidad extra es aquella que, aparte de las ya existentes, es necesario ponerla en marcha para atender todas las peticiones de matrícula, porque ni con la subida de la ratio a 25 niños por clase se pueden atender las solicitudes", confirma Miguel Ángel Vera, de CC OO.

Y éste es precisamente el caso que ha despertado ampollas entre los vecinos de la avenida de Francia -situada en el enclave de la flamante Ciudad de las Artes y las Ciencias y el circuito de Fórmula 1- al descubrir sotto voce el 29 de julio que, para escolarizar a los 50 niños de más "admitidos", el director territorial ordenó por escrito habilitar dos barracones más junto a un solar baldío de titularidad municipal. "El cúmulo de irregularidades es tal", prosigue otro de los padres que ha denunciado los hechos en el Juzgado de Guardia, "que las obras funcionan sin licencia municipal y la Policía Local lo comprobó en agosto y emitió un requerimiento para pararlas".

El reguero de aulas colchón provisionales se extiende por las comarcas de Camp de Túria, La Ribera, La Marina, Castellón, L'Alacantí o las calles de Sagunto y el Puerto, donde la denuncia de más de 5.000 firmas de padres por "la falta de plazas crónica desde hace tres cursos" ha forzado a Educación a escolarizar a casi 200 niños en ocho barracones en la plaza del pueblo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 25 de agosto de 2008