El FMI advierte que la economía de EE UU puede retroceder en el segundo semestre

La economía de Estados Unidos resiste en primera línea el embate de la crisis originada por las hipotecas basura concedidas por sus entidades financieras. Y, hasta ahora, lo ha hecho mejor que otras economías avanzadas. Si en el segundo trimestre, el PIB de la zona euro retrocedía por primera vez en su historia, el de EE avanzaba aún un 0,5%. Pero el Fondo Monetario Internacional lanzó ayer una señal de aviso.

"Nuestra expectativa es que el crecimiento se retraerá a una tasa considerablemente por debajo de la tendencia e incluso existe la posibilidad de una leve contracción en la segunda mitad del año", advirtió el subdirector gerente del FMI, John Lipsky, tras una reunión en Jackson Hole, Wyoming.

Más información

Lipsky evitó cuidadosamente usar la palabra recesión, que tradicionalmente se caracteriza como dos trimestres consecutivos de caída de la actividad, un riesgo que ahora es palpable en buena parte de las economías europeas.

Los analistas achacan la fortaleza de EE UU al efecto de las deducciones aprobadas por el Gobierno de George Bush, que devolvió un promedio de 600 euros a cada contribuyente.

Otro banco intervenido

Pero la inyección fiscal ya no da para más y es ahora cuando el FMI cree que se notará el impacto real de la crisis. Aún así, Lipsky mantuvo que en 2009 es probable "una aceleración de la actividad" en EE UU.

Tal y como admitió el viernes el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, la tormenta financiera que se levantó hace un año sigue viva. El repunte de la morosidad y el desplome de activos financieros ha obligado a la intervención de nueve bancos estadounidenses este año. Ayer se sumó a esta lista el Columbian Bank, una pequeña entidad de Kansas, cuyas sucursales pasarán a ser gestionadas ahora por otro banco, el CBT.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50