Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ELENA PÉREZ | Guía turística | Días de diversión

"Los bilbaínos tenemos alma de guía turístico"

Cada día de la Aste Nagusia Elena Pérez emprende a las 12 en punto de la mañana junto al Museo Guggenheim una visita guiada por el Ensanche de Bilbao. Como sus compañeras que se encargan de los recorridos por el Casco Viejo, trata de mostrar a los turistas en un paseo de 90 minutos la mejor cara de Bilbao en fiestas.

Pregunta. ¿Son iguales las visitas de Aste Nagusia que las del resto del año?

Respuesta. No. Enseñas Bilbao de otra manera.

P. ¿Cómo?

R. Desde el punto de vista de las fiestas. Son nueve días en los que Bilbao está lleno de actividades gratuitas. Al visitante le sorprende y le gusta.

P. ¿Qué es lo que más sorprende?

R. Lo primero, la limpieza. La cantidad de actividades diferentes, para niños, para gente mayor, la noche, sobre todo para los jóvenes. Y, por encima de todo, la gratuidad, que se ofrezcan conciertos de Amaral o Travis sin tener que pagar.

P. ¿Dónde se pone el foco de atención en las visitas guiadas?

R. En el Casco Viejo se presta más atención a los datos históricos, se habla de los orígenes de la villa, del paso del Camino de Santiago. Se toca la arquitectura porque allí está la catedral y otros edificios de interés, pero es en el Ensanche donde hablamos más de arquitectura, empezando por los edificios nuevos de Abandoibarra.

P. ¿Interesa a los turistas algo más que el Guggenheim?

R. Cuando llegan, vienen con la idea del Guggenheim. Después viene el descubrimiento de todo lo demás: Calatrava, Stern, Moneo,...

P. ¿Improvisan o se limitan a contar lo que tienen preparado?

R. Cada visita es diferente. Lo primero es saber de dónde son y cuántos días llevan en Bilbao, para añadir los detalles que no conocen. Todo es importante. Si hace calor, voy buscando la sombra; si hay discapacitados, baja el ritmo. Se nota cuando adaptas lo que dices a las personas que te escuchan. Por ejemplo, si vienen malagueños les recuerdo que la plaza de toros de Málaga y el mercado fueron hechos por el mismo arquitecto del Teatro Arriaga y el Ayuntamiento de Bilbao. Se trata de buscar la conexión con la ciudad, que la vean con los mejores ojos y se sientan en casa.

P. ¿Qué preguntan fuera del recorrido?

R. Que les recomiende un restaurante que no sea turístico. La respuesta es que hay muy pocos que sean para turistas, que los bilbaínos vamos a los mismos sitios que los turistas. Además, los bilbaínos tenemos alma de guías. La gente se interesa por los visitantes y se ofrece a ayudarles.

P. ¿Cambian la imagen de la ciudad cuando se van?

R. La mayoría descubre una ciudad limpia, que tiene cultura, gastronomía, un poco de todo. Encontrar tiendas como Gucci sorprende. Son marcas que dan caché, aunque a veces piden las tiendas de toda la vida. Quizá se extrañan de los cierres del comercio los domingos.

Elena Pérez

Elena Pérez (Bilbao, 1963) estudió Turismo en la Universidad de Deusto. Después de un parón, se reintegró a la vida laboral en el sector turístico en 1994. Entre otros destinos, ha trabajado en la oficina de información del aeropuerto de Loiu, antes de comenzar a guiar visitas turísticas por la capital vizcaína en 2000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de agosto de 2008

Más información