Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP admite que el Gobierno de Matas fracasó en el control de la corrupción

El juez envía a prisión al líder de la trama de Baleares, y su partido le expulsa

Palma de Mallorca

Por primera vez, el PP ha entonado un cierto mea culpa ante la sucesión de casos de corrupción destapados en Baleares y cometidos supuestamente bajo el gobierno del anterior presidente, el popular Jaume Matas. "Algo falló" [en los mecanismos de control del gobierno autonómico], admitió ayer el vicesecretario general del PP balear, Antoni Pastor, preguntado por esa catarata de irregularidades. Horas después, el juez decretaba prisión incondicional para Juan Francisco Gosálbez, el presunto cabecilla de la última trama descubierta, la del Consorcio de Turismo Joven.

"Estamos obligados a actuar asumiendo nuestras responsabilidades y pidiendo disculpas a los ciudadanos", afirmó Pastor, que aseguró que durante la etapa del PP al frente de las instituciones "existían controles" para prevenir casos como el del Consorcio de Turismo "pero no funcionaron".

Reunido de urgencia por la tarde, el Comité de Derechos y Garantías del PP balear decidió expulsar a Gosálbez, suspender cautelarmente de militancia a otro de los implicados -el que fuera gerente de Turismo Joven, Damián Amengual- y aceptar la baja voluntaria del también imputado Juan Francisco Gálvez, ex director general de Juventud.

El juez Antonio Rotger ordenó de madrugada prisión incondicional para Gosálbez, libertad bajo fianza de 12.000 euros para Amengual -que la pagó anoche- y libertad sin fianza pero con cargos para María Auxiliadora Pérez (esposa de Gosálbez) y Juan Francisco Gálbez, informa Europa Press.

Según avanzan las investigaciones, Gosálbez -ex jefe de Servicios del consorcio público- parece cada vez más aislado respecto a los otros acusados. Sobre todos ellos pesan las acusaciones de malversación continuada, cohecho, prevaricación, negociaciones prohibidas a funcionarios y falsificación documental.

Los tres estuvieron ayer ante el juez. Gosálbez se mantuvo firme en su decisión de no declarar. En cambio, Amengual, que también había permanecido en silencio, dio un giro radical a su estrategia y se autoexculpó. Así lo contó su abogado, Bartomeu Vidal: "Mi cliente ha realizado una declaración amplia y detallada en la que ha explicado los motivos que le llevan a considerarse no culpable en absoluto de los delitos que se le imputan".

María Auxiliadora Pérez, que está en trámites de separación de Gosálbez, se declaró igualmente "inocente" y "totalmente engañada" por su marido en su vida "personal y privada". Reconoció haber firmado documentos pero dijo que "no sabía qué ponían".

El magistrado también tomó declaración como imputado a Juan Francisco Gálvez, ex director general de Juventud y hombre de confianza de la ex consejera de Presidencia Rosa Puig. Después de tres horas de interrogatorio, Gálvez abandonó la comisaría escoltado por agentes de la policía para asistir al registro de su domicilio en Palma, bajo la supervisión de los fiscales Pedro Horrach y Miguel Ángel Subirán. No hallaron nada que justificase su ingreso en prisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de agosto de 2008