Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis económica

El BCE bate otro récord de financiación a la banca española

No hay mercado interbancario. Está seco. Los bancos europeos no se prestan entre sí porque sigue sin conocerse la profundidad del agujero causado por las hipotecas basura estadounidenses. En esa tesitura, la crisis de liquidez ha hecho que los bancos españoles piquen con mayor insistencia a la puerta del Banco Central Europeo (BCE). El organismo comunitario financió a la banca española en julio con 49.384 millones de euros, superando por quinta vez este año el récord en la cantidad concedida a las entidades bancarias residentes en España. Se trata de un nuevo máximo histórico. La cifra supone un aumento del 169% respecto a la demanda de financiación de los bancos españoles en julio de 2007 y un 5% más que en junio de este año.

En el resto del continente europeo, la demanda es menor. En el conjunto del Eurosistema el aumento fue más moderado en julio, con un importe total de 458.121 millones, un 1,18% más que hace un año, pero un 0,5% menos respecto a los 460.645 millones de junio. Las peticiones de financiación de las entidades españolas suponen ya un 10,7% del total otorgado por el organismo a todos los bancos de Europa, aunque esa cifra se corresponde con el peso de la banca española en el eurosistema.

Nuevas emisiones

En los últimos meses, y a raíz de la crisis financiera internacional, la banca europea ha recurrido cada vez más al BCE como alternativa a los mercados mayoristas. Ante las críticas de la prensa británica a los bancos españoles por esta operativa durante los últimos meses, tanto la patronal bancaria AEB como las cajas han destacado que el sector financió los créditos en 2007 con depósitos de clientes "en un porcentaje superior al 80%", mientras que la financiación exterior no superó el 20%.

En las últimas semanas, bancos y cajas han vuelto tímidamente a buscar financiación a los mercados a través de emisiones, aunque la situación dista mucho de ser tranquilizadora: las entidades españolas necesitan conseguir 62.000 millones de euros más hasta fin de año para hacer frente a los vencimientos de su endeudamiento.

Miguel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, reconoció hace unos días que "continúan bloqueadas las colocaciones entre inversores institucionales". El Banco de España considera que la banca ha afrontado las recientes turbulencias desde una posición sólida, aunque recomienda a las entidades la búsqueda de nuevos nichos de negocio y que acudan más a los mercados con emisiones de deuda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de agosto de 2008