Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis del automóvil amenaza 15.000 empleos en los concesionarios

Los fabricantes obligan al minorista a comprar coches aunque no los venda

La crisis del automóvil ha puesto en alerta máxima a los concesionarios, que son, a la postre, los que acaban vendiendo los coches. O mejor dicho, los que no los venden. Las matriculaciones de turismos llevan desplomándose tres meses consecutivos por encima del 20%; en julio, la caída fue del 27,5%. "Con las ventas bajando a un ritmo de casi el 30%, no podemos mantener la misma estructura de costes fijos. No hemos tenido más remedio que empezar a prescindir de gente. En lo que llevamos de año hemos recortado 15 empleos de una plantilla de casi noventa personas". El testimonio de esta responsable de un concesionario oficial de un fabricante francés, en Barcelona, es un botón de muestra de lo que está ocurriendo en el sector.

Los distribuidores tienen los turismos 110 días en 'stock', el doble que en 2007

La patronal, la Federación de Asociaciones de concesionarios de la Automoción (Faconauto), advierte de que se enfrenta a despidos que podrían afectar a más de 15.000 personas este año. El sector da trabajo a unas 160.000. Los principales perjudicados son los equipos de venta, que hasta la fecha se han visto reducidos en una proporción similar a la de la caída del mercado. "Es una caída catastrófica, muy superior a la de los pisos", señala el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold.

Aun así, la gran preocupación de las redes de distribución no es la caída de las matriculaciones, que los fabricantes pronostican que se acentuará a partir de septiembre -agosto no cuenta-, sino el traslado de los costes financieros de las grandes marcas a las redes de distribución, denuncia Faconauto.

"Los fabricantes tienen muchos problemas, pero las fábricas no pierden dinero, trasladan los costes donde pueden, es decir, a los concesionarios", protesta Romero-Haupold. ¿Cómo? Con la política de stocks. Para reducir sus existencias, las multinacionales obligan a los distribuidores a comprar más unidades, aunque a éstos les cueste más venderlas.

La producción de vehículos en España contrasta con la cifra de matriculaciones. Hasta junio, las plantas ubicadas en suelo español han fabricado 1,1 millones de turismos, un 2,5% menos que hace un año, un descenso que Anfac, la patronal de los fabricantes, atribuye a la incidencia de la huelga de transportistas.

El tiempo medio estimado de un vehículo nuevo en el stock de un concesionario se ha duplicado en lo que llevamos de año, al pasar de una media de 55 días en 2007 a más de 110 en la actualidad, lo que supone que el periodo de compraventa se ha dilatado en casi dos meses. Y eso cuesta dinero.

La patronal de los concesionarios asegura que los costes financieros medios que soportan los puntos de distribución se han duplicado en el último año, hasta los 900 millones de euros. "Eso encarece los automóviles: 200 euros más por coche al año. Hay un exceso de financiación dedicado a la adquisición de turismos a los fabricantes", señala Antonio Romero-Haupold. Este empresario, propietario del grupo concesionario gaditano Colansa, explica que en otros países la ley limita el tiempo máximo de los inventarios.

Con todo, Faconauto asegura que los concesionarios están intensificando su esfuerzo promocional para dinamizar las ventas. Hasta el punto de que los descuentos que aplican han crecido un 18% en el primer semestre, con una media de 2.027 euros por unidad. Las redes de distribución afirman que están sacando a la venta sus vehículos a un precio un 3,5% más barato que hace un año: 20.980 euros. Según datos del INE correspondientes a junio, el precio medio de los automóviles ha bajado un 0,8% en el último año.

La cara b es que la facturación por venta de vehículos nuevos ha retrocedido un 23,5%, hasta situarse en 11.629 millones de euros en el primer semestre. Pero de momento no cierran, aunque el sector vive un paulatino proceso de concentración -se están intensificando las compras por parte de grupos portugueses- estimulado, además del bache en las ventas, por el reglamento de distribución, que ha liberalizado el sector.

Otro problema añadido es la sequía financiera. La concesión de créditos para la adquisición de coches ha caído un 30% en lo que llevamos de año.

Los concesionarios se están agarrando al salvavidas de los servicios posventa (reparaciones, recambios, mantenimiento) para reinventarse. Romero-Haupold recuerda que el 60% de los costes de un concesionario se suple con la posventa.

El sector en cifras

- Concesionarios. Hay 3.000 de turismos y 500 de vehículos industriales distribuidos por toda España, además de una cifra similar de agencias (no tienen que comprar los coches antes de venderlos).

- Empleo y facturación. El sector genera unos 160.000 puestos de trabajo e ingresa en torno a 80.000 millones de euros anuales.

- Precios. El precio medio de los coches ha caído un 3,5% en el primer semestre del año, hasta situarse en una media de 20.980 euros. Los descuentos rondan los 2.000 euros por vehículo, según Faconauto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de agosto de 2008

Más información