Los técnicos aplican nuevas medidas para evitar el mal olor del Fórum

Los camiones cargan ahora las aguas fecales de la depuradora con la nave cerrada

Depende de los días y muchas veces de la dirección del viento. Pero ayer, por ejemplo, la peste era perceptible en la plaza del Fórum, bajo la que descansa la depuradora de residuos más grande de Cataluña, que trata las aguas fecales de 1,5 millones de de personas del área metropolitana de Barcelona.

Los ayuntamientos de Barcelona y de Sant Adrià han apremiado a la Entidad del Medio Ambiente (EMA) del área metropolitana para que busque soluciones. Y de momento ya ha tomado dos: repasar y renovar los filtros de la fase biológica de los residuos, y que los camiones los carguen con las puertas de la nave cerradas.

El estudio de una firma holandesa ha sugerido también repasar los filtros

Esta medida se adoptó a finales de junio tras la sugerencia realizada por la empresa holandesa Odournet, a la que la EMA encargó un estudio para combatir el hedor. El periodo de análisis es de un año natural (de septiembre a septiembre), pero sus resultados se aplican ya sobre la marcha. La carga de los camiones en la planta de fangos se realizaba en un principio en una nave cerrada, pero se desistió después de la explosión de 2006, en la que falleció un trabajador y resultaron heridos dos. Durante dos años, se hizo con las puertas abiertas para extremar la seguridad. Ahora la carga se hace con la puerta cerrada, de forma automatizada, y con el conductor en la calle.

La historia es casi tan vieja como el Fórum, que nunca ha logrado despegarse de ese mal olor característico que no anima precisamente a pasear por la zona. "Hemos tenido ese reto desde el principio y no pararemos hasta eliminar el mal olor. Aquí se van a instalar universidades y es una zona en expansión", admite Carles Cunill, gerente de la EMA. "Somos pioneros en la cuestión. Es una fábrica inmensa y esperamos dominarla del todo".

Carles Martí, primer teniente de alcalde, reconocía recientemente a este diario -"no es un tema fácil"- la dificultad de acabar con el hedor que provocó en su día la queja de más de un grupo musical de los que han actuado en los festivales, como el Primavera Sound, que se celebran a lo largo del año. No sólo se quejan los músicos. Víctor Gimeno, gerente del distrito de Sant Martí, admitió que según sopla el viento los vecinos más cercanos al parque perciben los olores. Igual que en la zona de baños y en el Port Fòrum, donde los turistas de una golondrina lo notaron el domingo cuando la nave hizo una parada.

Responsables de tres hoteles importantes de la zona, el Princess, el Hilton y el AC Barcelona, relativizaron, sin embargo, el impacto del olor entre su clientela y apuntaron que el ruido de los festivales les ha comportado más problemas. Santiago Hernández, director del Princess, dijo, por ejemplo, que es peor la peste que surge de dos alcantarillas situadas frente a su hotel, que le recuerda a la de la zona del hospital Clínico, donde vive. Igual opinó Primo Muñoz, del Hilton, que reside en Pedralbes. Fuentes municipales asocian ese olor a los lugares donde hay obras. Una portavoz del AC Barcelona añadió que sus clientes sólo han comentado el mal olor de manera descriptiva. "Peor son los ruidos: no se puede pretender tener en los hoteles a médicos o veterinarios que van a congresos y que no pueden dormir por culpa de la música. Ahora, afortunadamente, va mejor".

Un hombre paseando por la plaza del Fórum.
Un hombre paseando por la plaza del Fórum.CARLES RIBAS

Un solitario parque que no despega

Bajo un sol de justicia, ayer apenas había nadie en la plaza del Fórum, donde una media docena de personas tomaba algo en el único chiringuito."Entre semana viene muy poca gente. Casi más turistas que barceloneses", explicaron dos camareras. Unas 100 personas se refrescaban en la playa con una agua ayer cristalina en la que se veían peces. Raimundo, que trabaja en la zona de baños, lanzó una sentencia demoledora: "Al Fórum no lo quiere nadie. Vienen los turistas una vez y no vuelven porque se dan cuenta de que se han equivocado. Apenas pasa policía y hay robos a menudo ".

No olía mal en la playa ni en el Port Fòrum, con barcos atracados y aspecto fantasmagórico. Todos los locales comerciales están vacíos salvo un restaurante y un par de tiendas más. La firma Ventura Barcelona acaba de abrir, hace dos semanas, un negocio de yates de lujo. "Confíamos en este puerto: sus instalaciones son buenas, está bien comunicado y tiene un buen aparcamiento", dijo César Moyano, el administrador. "El hedor influye porque es desagradable soportarlo, pero lo conseguirán solucionar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 05 de agosto de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50