Cartas al director
i

Democracia directa

El Gobierno acaba de anunciar un proyecto que estudia hacer factible el voto electrónico por Internet para los emigrantes españoles. Este sistema se utiliza en Suiza desde 2005, lo que demuestra que Internet se puede poner al servicio de una democracia directa. El por qué no quieren los políticos, de momento, plantearse esta posibilidad es algo que habría que preguntarle a ellos, pero sin duda se podría crear una página web oficial donde cada Gobierno o Administración (europea, nacional, autonómica y local) abriera la posibilidad de que los ciudadanos nos registráramos en ella con usuarios y contraseñas, y de este modo pudiera consultar nuestra opinión acerca de cualquier medida, proyecto o idea que quisiera sacar adelante. Las democracias actuales son representativas e indirectas. Internet abre el camino para que, algún día, sigan siendo representativas pero directas. ¿O es que los políticos tienen miedo a conocer nuestra opinión sin el mensaje interpretativo que se le da siempre a los votos?.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 04 de agosto de 2008.

Lo más visto en...

Top 50