Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los centros de menores inmigrantes de Canarias están al triple de su capacidad

El colapso en las islas obliga a reanudar el envío de niños a la Península

Santa Cruz de Tenerife

Más de 1.200 niños inmigrantes colapsan los 27 centros de menores extranjeros de Canarias. Muchos de ellos se alojan en los llamados centros de emergencia o atención inmediata, esto es, colegios o institutos convertidos en improvisados hogares para los menores recién llegados al archipiélago. En lo que va de año han arribado en cayucos 368 niños. En todo 2007 fueron 752. El colapso ha provocado una nueva llamada de socorro del Gobierno canario y la reanudación de traslados a centros de la Península.

La llegada masiva de cayucos con niños durante el mes de julio obligó a la Consejería de Bienestar Social del Ejecutivo autónomo a acondicionar el centro educativo Los Baldíos, en La Laguna (Tenerife), para alojar a los últimos en llegar. En un principio serviría de hogar a 40 menores inmigrantes de los 88 que habían arribado a las islas en tan sólo dos días, a los que se debían sumar otros 92 jóvenes llegados durante la semana anterior. Pero a mediados de agosto, el centro debe estar disponible para el inicio del nuevo curso escolar.

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se comprometió en una reunión con la comisión territorial de inmigración a prestar ayuda al Gobierno canario pidiendo al resto de comunidades que acojan a menores inmigrantes que llegan a Canarias. Baleares, Galicia y Ceuta ya se han ofrecido a hacerlo.

El pasado martes fueron trasladados siete menores extranjeros no acompañados y tutelados por la Consejería de Bienestar a un hogar para menores gestionado por la Fundación Insert, ubicado en Alicante. Los niños estaban en el dispositivo de emergencia de La Esperanza, en Tenerife, son todos de origen subsahariano y rondan los 17 años. Esta organización sin ánimo de lucro ya había acogido a otros 38 jóvenes africanos procedentes de Canarias en centros ubicados en Valladolid, Murcia y Villarreal. Pero la consejera de Bienestar Social del Gobierno canario, Inés Rojas, asegura que necesita "distribuir a 300 niños antes de un mes para poder tener espacio para los que llegan".

La situación de emergencia que vive Canarias puede empeorar si se mantiene el actual flujo de llegada de inmigrantes sin papeles por vía marítima. Por eso, las derivaciones de jóvenes africanos a la Península han vuelto a reanudarse, después de casi tres meses desde que se realizase el último traslado de menores.

El Gobierno canario ha enviado en lo que va de año a 143 menores extranjeros no acompañados a centros de la Península, manteniendo su tutela y sufragando tanto los desplazamientos como la manutención de estos jóvenes, que asciende a unos 80 euros diarios. Además, otros cuatro menores fueron trasladados con pérdida de tutela para el Ejecutivo canario.

En la red de centros de acogida de menores inmigrantes son mayoría los subsaharianos y magrebíes. En estos días, realizan excursiones a la playa, a pesar de que muy pocos saben nadar, y acuden a clases de español. Casi todos los mayores de 16 años asisten además, a talleres de formación para aprender un oficio como fontanero, jardinero o carpintero. Aseguran que pusieron su vida en peligro para "poder trabajar en España" y dicen que no entienden por qué hay una ley que les impide trabajar con 13 o 14 años.

Traslados

- Menores llegados a Canarias en 2008: 368

- Menores llegados a Canarias en 2007: 752

- Menores trasladados a otras comunidades bajo tutela del Gobierno canario en 2008: 143

- Menores trasladados a otras comunidades bajo tutela del Gobierno canario en 2007: 93

- Menores trasladados con pérdida de tutela de Canarias durante 2008: 4

- Menores trasladados con pérdida de tutela de Canarias durante 2007: 172

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de agosto de 2008

Más información