Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos profesores de la Universidad de Lleida, en el equipo asesor de Obama

Serán los únicos españoles en un amplio grupo de 300 especialistas

Àlex Terés, leridano de 37 años y profesor de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Lleida (UdL), y Jordi Segarra, andorrano de 29 años y colaborador del centro, se incorporarán dentro de un mes al equipo de 300 asesores de Barak Obama, candidato del Partido Demócrata a la presidencia de Estados Unidos. Terés y Segarra son periodistas y socios en una empresa de comunicación con sede en Lleida y delegaciones en Andorra y París. Consideran "un privilegio y un hecho histórico" participar en la campaña del primer candidato a la presidencia estadounidense de raza negra.

Terés y Segarra se incorporarán a la campaña electoral a partir de agosto

"Para nosotros es el equivalente de lo que a un actor español le supone llegar a Hollywood. Y además de participar en un hecho histórico, será una experiencia profesional muy enriquecedora, ya que podremos trabajar codo con codo con gente a la que admiramos, podremos aprender a trabajar a la americana y a la vez dar nuestra visión europea. Estamos muy contentos", explicaba ayer Terés.

Aunque ambos han participado en numerosas campañas de políticos, les parece extraño que trabajando en una empresa leridano-andorrana, como ellos la definen, hayan podido acceder a un trabajo de asesor político para un partido estadounidense. "Hasta ahora hemos participado en elecciones municipales y generales españolas. Por ejemplo, en las generales pasadas estuve en el equipo de Mariano Rajoy. También hemos realizado trabajos en Latinoamérica y África. Pero hemos tenido mucha suerte de conocer a la gente adecuada", explica Segarra.

Y es que ambos forman parte de la Asociación Europea de Consultores Políticos, y en el encuentro mundial que se celebró en Barcelona en 2006 conocieron a Joseph Napolitan, que fue asesor de John F. Kennedy y está considerado el padre de lo que se entiende hoy en día por consultoría política, según Segarra. "Confió en nosotros y nos abrió las puertas de Estados Unidos", señala.

Fue Napolitan quien les puso en contacto con David Axelrod, director de la campaña de Obama, que los acabó contratando como parte del equipo internacional de asesores del candidato demócrata. Aunque son cerca de 300, ellos serán los únicos españoles. "No hay tanta gente que se dedique a hacer de consultor político", señala Segarra. Eso sí, dentro del equipo del senador republicano John McCain hay otro español. "Es Daniel Ureña y es muy amigo nuestro", apunta Terés.

Su misión como parte del grupo de asesores europeos y Latinoamericanos será la de potenciar la figura de Obama como líder internacional en dichas zonas. "Yo formaré parte el equipo de estrategia que decide sobre qué hablará Obama en sus apariciones y cuál es su mensaje político. Àlex se dedicará a lo que conoce más: las estrategias de comunicación en Internet y la realización de los anuncios televisivos", explica Segarra.

Está previsto que Terés y Segarra se incorporen al equipo de Obama a partir de la convención que el Partido Demócrata iniciará en Denver (Colorado) el 28 de agosto y, tras una pequeña pausa en septiembre, volverán a Estados Unidos para quedarse ya hasta después de las elecciones del 4 de noviembre.

"Es una oportunidad muy grande. Además, Obama nos parece un producto inmejorable. Tiene un programa muy bueno, que aporta soluciones reales a los problemas de la gente más que promesas. Si Hillary Clinton no se hubiera topado con él, ahora ella sería la candidata demócrata. Y eso que nadie creyó en él al principio. Es un ciclón y es tan bueno que para encontrarle algo que le perjudique se están inventando cosas como que es musulmán", explica Segarra.

Terés tampoco puede ocultar su entusiasmo con el "producto" que tendrán que vender. "Nos gusta muchísimo, el problema es que en Estados Unidos la cosa no está tan decantada hacia Obama como en Europa. Serán unas elecciones muy ajustadas y nosotros intentaremos poner nuestro granito de arena para ayudar a nuestro cliente", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2008