El arzobispo de Valencia apela a objetar Ciudadanía

El cardenal arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, ha vuelto a alinearse con las tesis más duras del PP en su carta pastoral semanal. A cuenta de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, aunque sin citarla explícitamente, el prelado defiende la objeción de conciencia como parapeto frente a las "tentaciones totalitarias".

"Los gobiernos que protegen y tutelan la objeción de conciencia otorgan un mayor grado de libertad a sus ciudadanos", dice el artículo que se podrá leer el domingo en las parroquias valencianas. El título del mensaje no deja lugar a dudas: La objeción, un derecho en las sociedades libres. García-Gasco defiende la necesidad de que la ley reconozca la posibilidad de objetar para que las personas "moralmente rectas" tengan esta opción "ante dramáticos problemas de conciencia".

Más información

El valenciano ha sido uno de los Gobiernos autónomos más beligerantes en contra de la asignatura. El Gobierno ha respondido a esta actitud con un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia al considerar que la Generalitat incumple la ley estatal y asume competencias de organización que son exclusivas de los centros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de julio de 2008.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50