Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Por un nuevo modelo de Universidad

En un contexto marcado por la incertidumbre social y económica, y ante un panorama de reflexión en Europa sobre el papel de la Universidad en el progreso y el bienestar colectivo, la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) pretende, con modestia, aportar una reflexión propia. Ello se ha traducido en la publicación del Libro Blanco de la Universidad de Cataluña, documento que fue presentado públicamente el pasado 12 de junio en el Paraninfo de la Universidad de Barcelona ante más de 550 personas del ámbito universitario, social y político de Cataluña y del resto de España. Tanto el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, como la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, expresaron en el acto compartir buena parte de su contenido y afirmaron la voluntad de colaboración para la consecución de los objetivos que se definen en el mismo.

El Libro Blanco de la Universidad de Cataluña cubre tres grandes objetivos: en primer lugar, propone situar las universidades y la investigación como prioridades políticas de primer orden en la nueva sociedad del conocimiento, tanto en Cataluña como en el conjunto de España; en segundo lugar, quiere iniciar un amplio debate en el conjunto de la sociedad sobre el modelo de Universidad que deseamos para hacer frente a los retos colectivos del siglo XXI; finalmente, y no por ello menos importante, constituye una hoja de ruta común de las ocho universidades de la ACUP, bajo la marca Universidad de Cataluña. Con una voluntad clara de aplicabilidad y de realismo, el Libro Blanco propone 11 líneas para un nuevo modelo de Universidad en Cataluña, que se concretan en 64 estrategias y 73 proyectos específicos. Lejos de los clásicos documentos genéricos, el Libro Blanco se atreve a proponer medidas concretas para trabajar, desde hoy mismo, en la consolidación de un espacio universitario y de investigación que quiere convertirse en referente en el sur de Europa.

A modo de ejemplo, algunas de las estrategias y los proyectos que se proponen son: diseñar una oferta de titulaciones integral y complementaria de las universidades catalanas; poner en marcha una estrategia de proyección internacional conjunta de la Universidad de Cataluña; constituir una plataforma interuniversitaria de posgrado de referencia internacional; impulsar una nueva política de becas, ayudas y préstamos a los estudiantes; favorecer servicios académicos y de gestión comunes; impulsar la formación a lo largo de la vida y abrir la Universidad a toda la sociedad; favorecer la tercera misión universitaria con nuevos recursos y medidas específicas; promover y crear redes de antiguos alumnos; favorecer políticas de personal ágiles y encaminadas a fomentar el talento y la confianza; incrementar la autonomía universitaria y la rendición de cuentas; analizar el impacto de la actividad universitaria en la sociedad; poner en marcha un nuevo modelo de financiación basado en los costes universitarios y atendiendo la actividad de investigación.

En el contexto actual, en que el conocimiento pasa a ser cada vez más el elemento central de las sociedades y las economías avanzadas, Cataluña debe hacer una apuesta decidida y constante por la educación, la Universidad y la investigación científica. Hacer esta apuesta requiere un esfuerzo institucional y colectivo adicional al de otros territorios y países, debido a los déficit históricos que hemos arrastrado durante buena parte del siglo XX. Un esfuerzo que supone una alianza de país entre los gobiernos, las universidades y los agentes del sistema educativo y de investigación en Cataluña. La iniciativa de la Universidad de Cataluña quiere contribuir, de forma decisiva, a este cambio cultural y de modelo económico.

Los rectores y las rectoras de la Universidad de Cataluña imaginamos un país donde la educación superior debe ser una historia de éxito, que ayude a consolidar nuestra reputación internacional y que sea un instrumento para la modernización y la transformación social; un país innovador y creativo asentado en una sociedad educada, justa y responsable, capaz de atraer y retener el mejor talento. En este contexto, y como expone el documento, queremos construir la Universidad de Cataluña como un sistema universitario cohesionado, equilibrado territorialmente, coordinado, con proyección común y perfiles institucionales singulares y complementarios. En definitiva, un cluster universitario y de investigación al servicio del país y de sus ciudadanos.

Confiamos en que los poderes públicos serán conscientes de los retos y las oportunidades que nos plantea la sociedad actual. No podemos perder más tiempo, nos jugamos el futuro como país. Las universidades estamos dispuestas a asumir este reto histórico y con el Libro Blanco de la Universidad de Cataluña planteamos propuestas concretas para fomentar un amplio debate en el seno de la comunidad universitaria y en la sociedad en general que nos conduzca hacia una sociedad mejor.

*Anna Maria Geli, rectora de la Universidad de Girona y presidenta de la ACUP. Josep Samitier rector en funciones de la Universidad de Barcelona. Lluís Ferrer, rector de la Universidad Autónoma de Barcelona. Antoni Giró, rector de la Universidad Politécnica de Cataluña. Josep Joan Moreso, rector de la Universidad Pompeu Fabra. Joan Viñas, rector de la Universidad de Lleida. F. Xavier Grau, rector de la Universidad Rovira i Virgili. Imma Tubella, rectora de la Universitat Oberta de Catalunya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de julio de 2008