Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:BLOOMBERG

El nuevo niño rico del barrio

No hace falta un terminal de Bloomberg con un precio de alquiler de 950 euros al mes para darse cuenta de que hay un nuevo niño rico en el barrio. La venta de Merrill Lynch del 20% de sus acciones en la empresa que lleva su nombre convierte a Michael Bloomberg en el hombre más rico de Manhattan. El hecho de que también resulte ser el más alto cargo de la ciudad quizá sea una coincidencia.

Pero esperen un momento, ¿cómo se ha hecho el alcalde Bloomberg con ese superlativo si las acciones de Merrill sólo valen 2.800 millones de euros? Esto hace que Bloomberg tenga un valor de unos 14.000 millones, lo que significa que las acciones del alcalde valen unos 9.500 millones. Incluso si a esto se le suman las casas que posee Bloomberg en Londres y en Nueva York, las fincas en las Bermudas y en Westchester, sigue estando por detrás de David Koch, el industrial cuyos activos están valorados en 10.700 millones.

Pero el precio al que se vendieron las participaciones de Merrill puede que no refleje el verdadero valor del negocio de Bloomberg. Al fin y al cabo, Merrill era un vendedor desesperado. Y como una participación del 20% no ofrecía control alguno sobre la empresa, es difícil creer que hubiera una subasta apasionada. Luego están las condiciones del mercado. Últimamente, la empresa ha sufrido uno de sus peores meses en cuanto a instalación de terminales. Sus principales clientes en los servicios financieros se están desangrando. Ésta es una época malísima para valorar los activos de información financiera.

Entonces, ¿cuál es el valor correcto? Pues bien, imaginemos que los mercados se estabilizan y que las valoraciones de las empresas de datos financieros recuperan la mitad del terreno que han perdido en 12 meses. Si partimos de ahí, el capital total de Bloomberg llegaría a 18.300 millones. Podría haber más: si vendiera el negocio, intentaría conseguir, obviamente, una prima de control. Según datos recogidos por sus propios terminales, la prima media hasta la fecha este año en adquisiciones es un 35%. Si aplicamos esto, Bloomberg valdría 25.200 millones. Si a esto le restamos el préstamo que Merrill le extendió para comprar sus acciones, el alcalde se convierte en el primer hombre de Manhattan con 18.900 millones de euros. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de julio de 2008