Reportaje:Videojuegos

"Apelamos al instinto"

Iwata, presidente de Nintendo, explica las claves de su auge

La nueva campaña de Nintendo quiere poner una sonrisa en cada rostro. Y nada mejor que predicar con el ejemplo, porque su presidente, Satoru Iwata, no deja de sonreír. 2007 fue su año, a la cabeza del mercado del videojuego con sus dos consolas, la DS y la Wii, motivo suficiente para que el rostro de este empresario nacido en Kyoto hace 48 años y considerado como uno de los presidentes corporativos más importantes del mundo se relaje y sonría. "Disfruto cuando veo que lo que hacemos es apreciado y hace felices incluso a los que no creían en nuestra revolución", afirma.

Es difícil no hablar de revolución cuando Nintendo ha sido capaz "hacer un juego de algo como pesarte en una báscula". Ése fue uno de sus logros de 2007, Wii fit, Wii sports o los juegos de la DS para ejercitar la mente, programas con los que Nintendo encontró un nuevo mercado cuya media de edad va de los 4 a los 84 años, sin exagerar.

Iwata está de paso por Los Ángeles para disfrutar de este momento de gloria en la E3, la principal convención del videojuego. Sólo en EE UU Nintendo vendió 8,5 millones de unidades de su consola portátil, la DS, y 6,29 millones de la Wii. Eso durante 2007. "Ya contábamos con la apreciación y el apoyo de todo el mundo, así que lo que se dio fue una aceleración del proceso", le quita importancia a su triunfo con una línea que años atrás fue recibida con recelo y desconfianza por sus competidores. Todavía hay quien sigue sin tomar en serio las novedades de Nintendo.

También quiere dejar claro que los jugones tienen gran importancia en sus planes, aunque este año no tenga ninguna novedad para ellos ni con Zelda ni con Mario Bros, sus principales juegos. Pero la lucha continúa para ganarse una audiencia cada vez más amplia, "uno a uno si es necesario", apelando con sus juegos "al instinto y al corazón" de todo posible jugador. Algo que es universal. "Porque un perrito adorable lo es en cualquier cultura", añade en referencia a Nintendogs, o a otros como Wii Sports Resort, que permite la práctica de deportes de verano sin salir de casa.

Su estrategia tiene poco que ver con la de sus competidores, Microsoft y Sony, que en el E3 dejaron clara su intención de competir con la televisión como principal forma de entretenimiento. "Hay algo erróneo si alguien quiere controlar el centro de tu hogar. Yo como cliente rechazaría ese producto", afirma entre risas. Eso no evita que quiera ser "invitado" a ganarse un lugar "junto a la televisión" o conectado a Internet para ofrecer nuevas oportunidades de diversión en casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de julio de 2008.