Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El transporte público sube dos veces en un año por primera vez

El aumento medio es del 3,27% y afecta a todos los abonos y al metrobús

Por primera vez, el transporte público sube sus precios en agosto. Al tradicional aumento para recibir el año que ya tuvo lugar el pasado enero -y que se saldó con un incremento medio del 4,10% de la tarifa- se suma un 3,27% a partir del día 1 del próximo mes. Una subida que se traduce en las siguientes cifras: el abono de 10 viajes pasa de costar 6,70 euros a 7; los abonos más frecuentes, el A y el B1, saltan de 42,10 a 43,50 y de 48,80 a 50,80, respectivamente; y el abono joven, para menores de 21 años, sube de 27,20 a 28 euros. El billete sencillo se queda en un euro. Contando la subida de enero, los incrementos oscilan entre el 9% para el metrobús y el 7% para el abono A.

El acuerdo se tomó ayer por la mañana en la primera reunión del Consorcio Regional de Transportes presidida por el nuevo consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverria. Una decisión que se enmarca en el alza del precio del petróleo y se sustenta en una recomendación del Ministerio de Fomento, que permite repercutir el sobrecoste en los billetes hasta el 3,27%. Según Eugenio Morales, representante en el Consorcio de la Federación Madrileña de Municipios, esa recomendación es para transporte interurbano y no debería afectar a los viajes dentro de la capital.

Morales, que votó en contra junto a los representantes de UGT y los de los usuarios, subraya que un alto porcentaje del transporte en la Comunidad "no va sobre ruedas ni por el asfalto. O sea, no usa petróleo". El Consorcio, en un comunicado, sostiene que la decisión se debe a la recomendación de Fomento de "anticipar la subida de 2009", de lo que se deduce que en enero de 2009 no volverán a subir los precios.

La media de la subida acumulada en todo el año ronda el 7%, un aumento muy por encima del IPC estimado, 5%, pero no infrecuente: en 2004, por ejemplo, el ascenso de la tarifa del metrobús fue de más del 8%, y la del sencillo, del 13%.

El diputado socialista Modesto Nolla asegura que el Gobierno regional "miente cuando traslada la responsabilidad de la subida a Fomento". Su acusación se basa en que el ministerio no tiene competencias sobre el transporte madrileño, excepto las cercanías, y "éstas no suben".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 2008