Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vilaró recibe el alta médica

Ampliada a RAC 1 la querella contra 'El Mundo' y 'Vilaweb'

El jefe de la Guardia Urbana de Barcelona, Xavier Vilaró, recibió ayer el alta médica en el hospital del Mar, donde ingresó el 30 de junio a las pocas horas de sufrir el impacto de una pelota de goma lanzada por los Mossos d'Esquadra. Vilaró llegó a estar seis días ingresado en la UCI e incluso se temió por su vida, pero ayer se declaraba muy optimista y animado, aunque deberá permanecer unos meses sin realizar esfuerzos.

En su abdomen ha quedado una cicatriz de más de 20 centímetros como secuela de la operación practicada el 2 de julio para extirparle el bazo. Entre hoy y mañana Vilaró tiene previsto tomarse unos días de vacaciones, algo nada habitual en él. Tras los incidentes ocurridos y después de haber estado muy grave, Vilaró admite que a partir de ahora hará un cambio en su vida.

"He dejado de fumar y pienso encontrar tiempo para valorar más a los amigos y estar con ellos, pero siguiendo con la misma vocación de servicio a la ciudad", explicó antes de salir del hospital. Al final, ya no queda nadie que dude, al menos en público, que el jefe policial estuvo aquella noche participando en la operación policial que siguió a la victoria de España.

Incluso el consejero de Interior, Joan Saura, que ha mantenido una postura titubeante durante algunos días, ya ha dado el caso por cerrado y ayer alabó en el Parlament la "coordinación" entre ambas policías. Una opinión muy distinta a la de la diputada convergente Elena Rivera, quien aseguró que Interior ha hecho "el rídículo" con este asunto.

Jordi Pina, abogado del Ayuntamiento y de Vilaró, ampliará hoy al jefe de informativos de la emisora RAC 1 la querella por injurias y calumnias que presentó el pasado martes contra El Mundo y Vilaweb. En los boletines del pasado día 13, la emisora informó de que Vilaró no estuvo en la plaza de Espanya aquella noche y de que las lesiones atribuidas a una pelota de goma lanzada por los mossos las sufrió en realidad en una paliza que recibió tras pasar la noche en un prostíbulo fuera de la ciudad, acompañado de un mando de los Mossos d'Esquadra. La emisora citaba el informe de una agencia de detectives que después se supo que había encargado el grupo municipal del PP y en el que, según diversas fuentes, no se duda de que Vilaró estuviese en la plaza de Espanya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 2008