Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ

Martinsa noquea a la Bolsa

La mayor suspensión de pagos de la historia en España sentó muy mal a la Bolsa. El lunes ya se temía que Martinsa Fadesa, la promotora española más grande, solicitara el proceso concursal, pero la noticia no se confirmó hasta la noche con los mercados ya cerrados.

Ayer todo fue muy distinto. Desde primera hora la Bolsa española encaró una pronunciada caída, más pronunciada que las que se vivían en el resto de Europa. El Ibex llegó a perder los 11.000 puntos, aunque se recuperó a última hora y acabó en 11.151,60 puntos (-2,55%). Junto a él, el resto de índices españoles, en una jornada en la que el volumen de negociación se recuperó respecto al día anterior: en todo el mercado continuo, 5.232 millones, y en el mercado abierto, 3.777 millones.

Fadesa no cotizó en toda la jornada -la CNMV no levantó la suspensión que pesa sobre su cotización desde el lunes- pero su estrella pesó sobre el sector inmobiliario. Renta Corporación, Urbas y Colonial fueron los valores más castigados de la jornada de ayer entre todos los que cotizan en el mercado continuo; Sacyr Vallehermoso, la constructora con mayores intereses del sector inmobiliario, lo fue en el índice selectivo.

Los problemas de Fadesa también castigaron al único de sus mayores acreedores que cotiza en Bolsa: el Banco Popular. Junto a él, el resto de entidades financieras del Ibex, incluido el Santander pese a los parabienes que su última operación ha recibido tanto en prensa como en casas de análisis.

Sobre el sector financiero pesa la crisis y las evidencias cotidianas de que todavía quedan dificultades para largo. Ayer lo recordó Ben Bernanke. El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos admitió que sobre el sistema financiero hay incertidumbre.

Pero en el mismo discurso, Bernanke corrigió al alza la previsión de crecimiento de la Fed. Un rayo de luz al que se sumaron las palabras del presidente Bush mostrando su confianza en el sistema financiero. A media tarde Wall Street detuvo la caída con la que abrió la sesión y llegó a anotarse ganancias animado por el abaratamiento del petróleo, que llegó a ocho dólares en el West Texas, la referencia al otro lado del Atlántico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2008