Compromís celebra su consolidación y Marcos escenifica el enfrentamiento

El grupo parlamentario de Compromís cerró ayer su primer curso parlamentario. Y lo hizo con división de opiniones. Las dos diputadas de Iniciativa y los dos parlamentarios del Bloc moderadamente satisfechos y con el propósito de iniciar una nueva etapa, sin lastres y en positivo. Los dos diputados de Esquerra Unida Lluís Torró y Marina Albiol, ausentes, y la coordinadora de EU, Glòria Marcos, expulsada del grupo acusada de deslealtad, evidenciando el enfrentamiento.

La portavoz de Compromís, Mónica Oltra, afirmó: "Queremos ser autocríticos, pero no flagelarnos por las dificultades que hemos tenido". "El balance ha sido positivo", sentenció Oltra ante algo más de medio centenar de invitados al cierre del primer curso parlamentario. Un grupo de invitados entre los que había representantes de Comisiones Obreras, Els Verds, STEPV-Intersindical Valenciana, Escola Valenciana, Projecte Obert (el grupo de EU que lidera Joan Ribó), y otros colectivos cívicos.

El portavoz adjunto de Compromís y secretario general del Bloc, Enric Morera, se felicitó de la decisión de constituir la coalición de Compromís pese a las dificultades. "Si hubiésemos hecho otra cosa ahora sería un juego político de dos, como ha sucedido en los ayuntamientos de Valencia y Alicante". "Hemos introducido la pluralidad en las Cortes Valencianas, aunque algunos no entiendan que eso pasa por sumar", prosiguió Morera, "Tenemos futuro. Hoy se inicia el futuro para que gobernemos este país y lo haremos".

Tras estas alocuciones intervinieron varios invitados para animar a Compromís a abrir etapa nueva e ignorar los líos.

El diputado nacionalista Josep María Pañella concluyó: "En este momento somos un grupo que camina con objetivos comunes y todos los que quieran funcionar como grupo tienen cabida en él".

Tras el acto, los diputados invitaron a los presentes a subir a la oficina parlamentaria, donde se habían dispuesto mesas con refrescos y canapés. Allí, en uno de los despachos estaba Glòria Marcos preparando notas de prensa, con sus dos asesores. "Nos han condenado al ostracismo", continuó Marcos, "estamos trabajando en condiciones precarias porque han decidido hacer una fiesta", que ella optó por ignorar. Aunque un asesor de Compromís no pudo reprimirse: "No ha venido en toda la semana y viene ahora para evidenciar la división".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de julio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50