El alcalde de Benitatxell queda en libertad con cargos por cohecho

Un vecino denunció el soborno del regidor por reclasificar suelo

El alcalde de Benitatxell, el independiente Juan Cardona, y su primera teniente de alcalde, la austriaca Hannelore Rheindorf, que fueron detenidos por un presunto delito de cohecho por una reclasificación de suelo en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) fueron puestos ayer en libertad provisional sin fianza por la titular del juzgado número cinco de Dénia, ante la que declararon porque estaba en funciones de guardia.

También están imputados una edil, un abogado y el arquitecto municipal

Más información

Alcalde y concejal deberán presentarse ante el juzgado número 4 de Dénia, que es el que instruye el caso desde hace unos tres meses, los días 1 y 15 de cada mes, según confirmaron ayer fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. En el caso hay otros dos implicados: el abogado y administrador de fincas de origen alemán Kai Oliver Wagner, imputado por un presunto delito de cohecho menor, y el arquitecto municipal del Ayuntamiento de Benitatxell.

Fuentes de la Guardia Civil indicaron que la operación se puso en marcha después de que un vecino de Benitatxell se dirigiera al Ayuntamiento para pedir que un terreno de su propiedad que había sido declarado rústico en el PGOU que la población está tramitando fuera reclasificado como urbanizable. En ese instante, siempre según las mismas fuentes, tanto el alcalde como la concejal de Urbanismo le pidieron al vecino una cantidad de 50.000 euros para ejecutar ese cambio de suelo, por lo que este último decidió denunciar el caso ante el instituto armado.

Por su parte, el abogado Kai Oliver Wagner habría actuado de intermediario entre ambas partes, mientras que la juez instó al arquitecto municipal a que le explicara la tramitación actual del PGOU.

Los arrestados pasaron la noche del miércoles a ayer jueves en diferentes dependencias policiales: el alcalde en el cuartel de la Guardia Civil de Calp, su edil de Urbanismo en el de El Verger, el abogado alemán en el de Xàbia y el arquitecto, que no había sido detenido en primera instancia por la Unidad de Delitos Urbanísticos de la Guardia Civil cuando empezó la operación el martes por la tarde, en la Comisaría de Dénia.El alcalde de Benitatxell y su concejal se enfrentan cada uno a una pena de dos a 6 años de prisión y de 7 a 12 años de inhabilitación por presunto delito de cohecho. No obstante, ayer a la salida del juzgado de Dénia ambos se mostraron muy tranquilos. "Todo ha sido un malentendido", dijo Cardona, y añadió: "Me encuentro muy tranquilo y estoy muy feliz de haber salido en libertad".

El alcalde Juan Cardona ya es un veterano curtido en la complicadísima política local de Benitatxell, una población con tan sólo 5.000 habitantes y que sin embargo tiene hasta cinco grupos políticos en su Ayuntamiento, dos de ellos independientes. Cardona fue concejal del PP desde 1995 hasta 2003 y gestionó la concejalía de Urbanismo.

Sus relaciones con el PP se deterioraron a partir de 1999. En esa legislatura y tras discrepancias con el entonces alcalde, el también popular Josep Torres, intentó poner en práctica una moción de censura que finalmente no fructificó. Después, Cardona intentó sin éxito encabezar la lista popular en las elecciones de 2003. La concejala austriaca Hannelore Rheindorf, que entre 2003 y 2007 había sido a su vez concejaldel PP, le reclutó poco antes de la última campaña electoral para liderar una nueva formación, el Partido Independiente Democrático de Benitatxell (Pideb), integrado en su gran mayoría por residentes extranjeros, y ganó los comicios con mayoría absoluta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de julio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50