Reportaje:marcas

'Marketing' para niños

Los niños pueden reconocer una marca por sus colores y formas desde los dos años. Y cada vez mandan más en las decisiones de compra de las familias. Por ello, los departamentos de Marketing de las empresas están cada vez más volcados en conquistarles.

El director de estrategia de Morillas Brand Desing, Jordi Morillas, acaba de lanzar un nuevo envase para los productos Nenuco que busca fidelizar al niño como cliente incorporando un juego en los botes de jabón.

"La estrategia para captar a los niños es distinta. Son un público complicado que exige rapidez de recompensa, beneficio inmediato", explica Morillas. Una de las razones por las que los niños son cada vez más decisorios en la compra, y no sólo en los productos infantiles, sino en los familiares, es que las familias son más pequeñas, hay cada vez más hijos únicos, "y éstos tienen un rol mucho más destacado en el núcleo".

En los productos de cero a tres años, las empresas aplican un marketing dirigido sólo a adultos, pero a partir de entonces se emplean a fondo en lo que la jerga de los publicistas denomina "doble target": padres e hijos. Un buen ejemplo de ello son las campañas con que se anuncia la videoconsola de Nintendo.

"La publicidad infantil también requiere un mensaje muy básico y prima la promoción respecto al producto", añade. Y pone como ejemplo el huevo Kinder, ya que "los niños buscan más el juguete que el chocolate".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Amanda Mars

Corresponsal jefe de EL PAÍS en EE UU. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Desde 2017 vive en Washington. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS