Vivienda lanza un plan de choque para fomentar el alquiler protegido

Financiará a los consistorios con 40.000 euros por vivienda y con créditos

Euskadi cuenta ya con cerca de 7.000 viviendas de alquiler protegido y espera acabar 2009 con un parque de casas protegidas de 19.000. Pero el consejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo (EB), considera que hay que dar un salto cualitativo: la "implicación" de los 251 ayuntamiento vascos en la promoción de este tipo de vivienda. Objetivo: abaratar el desorbitado precio de la vivienda y facilitar a las personas con menos recursos el acceso a pisos de alquiler.

Para acelerar ese proceso, la consejería que dirige Javier Madrazo ha aprobado una orden que pretende involucrar de forma decidida a los ayuntamientos y darles una "herramienta" en la promoción de viviendas de alquiler. Las medidas establecidas, que entrarán en vigor a partir de septiembre, pretenden ser un "plan de choque" que supondrá una inyección de dinero público de "al menos 130 millones de euros para los próximos tres años".

El consejero asegura que Eudel ha acogido "muy bien" la iniciativa

Las ayudas previstas para los ayuntamientos son tanto directas como indirectas. En el primer capítulo está incluido el grueso de la inversión pública: 40.000 euros por cada piso que promuevan para alquiler protegido o por cada vivienda ya construida que adquieren para ese mismo fin. Por esa vía, la consejería pretende colocar en el mercado anualmente 1.700 viviendas en alquiler protegido.

El incremento de la ayuda directa frente a normativa vigente es del 317%, según datos oficiales. Madrazo destacó que el esfuerzo realizado por el Gobierno vasco para que promoción de este tipo de vivienda es muy superior al que desarrolla la Administración central, ya que las ayudas directas de ésta son de 13.200 euros por vivienda, según datos facilitados por Madrazo. El objetivo que se pretende es constituir un amplio parque de alquiler protegido municipal con vocación de permanencia. Frente a la condición prevista en el resto de España de una duración de 25 años, en el País Vasco la permanencia se eleva a los 50 años. Es decir, durante cinco décadas, esas viviendas protegidas no podrán acabar en el mercado libre de alquiler.

"Con la aprobación de esta orden ya no hay excusas para que los ayuntamientos no se impliquen en la promoción de la vivienda de alquiler protegido", aseguró con contundencia Madrazo. Los responsables de Eudel (Asociación de Municipios vascos) conocen el contenido de la orden, ya que han mantenido contactos con la consejería. Preguntado por la aceptación que la medida ha podido tener por parte de los ayuntamientos, el consejero afirmó que las primeras impresiones han sido buenas, "aunque quedan reuniones pendientes".

En el capítulo de las ayudas indirectas, la orden incluye financiación cualificada -con las condiciones ya negociadas en un convenio con las cuatro cajas vascas- por la que se ofrecerá a los ayuntamientos líneas de préstamos subvencionados al tipo de interés del 4,75%. "El más bajo de todo el Estado", volvió a subrayar Madrazo, indicando que la media supera el 6,5%.

Finalmente, Vivienda pondrá a disposición de los ayuntamientos los recursos de Alokabide, en la actualidad la primera operadora pública del alquiler en el País Vasco con un parque de 7.232 viviendas en arrendamiento.

La vivienda de alquiler, en cifras

- Incremento desde 2002. Con la llegada ese año de Ezker Batua al Gobierno vasco, la política de vivienda en alquiler da un vuelco: se pasa de 700 viviendas arrendadas a las 6.752 actuales. Objetivo en 2009, cuando finalice el Plan Director de Vivienda, es llegar a las 19.000. El parque de vivienda protegida asciende a 33.796.

- Implicación de los ayuntamientos. El consejero Javier Madrazo criticó que, frente a la política de construcción de vivienda protegida, los consistorios han tenido una actuación "tímida" en vivienda en alquiler protegido. Las nuevas ayudas se librarán al principio para "no limitar" su financiación.

- Ayudas directas e indirectas. El Ejecutivo prevé destinar en los próximos tres años "al menos" 130 millones de euros: 54 millones en ayudas directas, 57 a través de Visesa y 28 millones para bonificaciones del tipo de interés.

- Peticiones de vivienda en alquiler. En Euskadi suman unas 30.000 peticiones, según datos oficiales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de junio de 2008.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50