El regreso de la ministra de Defensa

Una gestión "más flexible" de las misiones en el exterior

Carme Chacón abogó por dotar de "mayor flexibilidad" a la participación de las tropas españolas en misiones en el exterior lo que, advirtió, "permitiría mejorar su protección". No especificó, sin embargo, si se trata de eliminar el tope global de 3.000 efectivos, que se ha autoimpuesto el Consejo de Ministros, o los límites aprobados por el Parlamento para cada una de las misiones: 1.100 en Líbano o 778 en Afganistán.

La ministra aseguró que el plan de adquisición de vehículos especiales contra minas y artefactos explosivos improvisados, no sólo se está cumpliendo sino que se ha acelerado. En cambio, reconoció "algún retraso" en el envío a la zona de operaciones de los primeros 40 blindados adquiridos con carácter urgente en noviembre pasado, debido a "algunas adaptaciones tecnológicas y a la instrucción del personal".

- Ley de Derechos. Aunque en su discurso sólo figuraba el propósito de "actualizar el régimen de derechos y libertades de los militares" (como en el programa del PSOE), expresó su "compromiso rotundo" de impulsar la ley pendiente desde la anterior legislatura. Reclamó consenso para abordar esta reforma, así como las demás previstas en su hoja de ruta. Entre otras, la aprobación por decreto de las Reales Ordenanzas (que sustituirán a las de 1978), la reforma de la ley del Personal de la Guardia Civil o de la legislación disciplinaria.

- Directiva de Defensa. La nueva Directiva de Defensa Nacional, que sustituirá a la de 2004, incluirá el mandato de elaborar una Estrategia de Seguridad y Defensa. Por primera vez, será presentada al Parlamento, antes de final de año y con carácter previo a su firma por el presidente.

- 130.000 militares. El número de militares aumentará de 126.000 a 130.000. Los 4.000 nuevos efectivos serán soldados y marineros y suboficiales. Se creará un Servicio de Apoyo al Personal y el Observatorio de la Vida Militar. Se crearán seis nuevas guarderías (ya hay 12) y se auditarán las instalaciones militares para verificar que son adecuadas para los dos sexos.

- Ceuta y Melilla. Calificó de "alarma ficticia" la creada por la reorganización del Ejército de Tierra y aseguró que el número de militares no sólo no se reducirá sino que aumentará en 100 en Ceuta y en 250 en Melilla.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS