Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un local de la Castellana recibió 44 sanciones y sólo dos fueron tramitadas

Uno de los bares de moda del paseo de la Castellana ha adoptado el nombre del número de la calle donde está situado. Es la discoteca Castellana 8, uno de los locales más concurridos de la arteria madrileña. Los propietarios lo definen como un local de vanguardia con ambiente cosmopolita.

En realidad, es un restaurante con una zona de copas y una cómoda terraza en pleno paseo de la Castellana. En la relación de actividades anuncia que ofrece espectáculos. El local tiene una licencia de funcionamiento de 1995 para actividad de "bar de primera, con cocina". En 2002 la dirección del local solicitó licencia para bar restaurante y bar especial de copas, pero sólo logró un permiso para abrir como la segunda calificación. Aun así, en Castellana 8 se puede ir por la noche a la agradable terraza, cenar y después tomarse unas copas. Por no tener licencia como restaurante el local ha recibido 44 denuncias de la Policía Municipal entre 2005 y 2007. Pero sólo dos se tramitaron.

El local fue, además, investigado durante el proceso de la Operación Guateque. Entre los documentos incautados en uno de los despachos de ingeniería que supuestamente conseguían las licencias a través de pagos a funcionarios apareció un expediente de este local.

"No son sanciones. Simplemente inspecciones de la Policía Municipal. No hemos recibido tantas notificaciones", afirmó ayer el encargado de Castellana 8, que aseguró desconocer que el local que regenta fuera investigado en relación con el caso Guateque. "No sé nada. Tenemos todo en regla, nos dedicamos a sacar un negocio adelante", enfatizó por teléfono el encargado del local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 2008