Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Gastronomía

Rallador y recogedor

A pesar de su aspecto de lima industrial, más propia de una ferretería que de una cocina, este instrumento culinario es más delicado de lo que parece. Puede rallar frutas frescas, frutos secos, quesos, ajo, zanahoria y otras verduras, chocolate... Además, las virutas se guardan en un pequeño compartimento para utilizarlas luego en pequeñas dosis en platos de pasta, ensaladas, purés, postres, helados o cócteles. Los nuevos ralladores Accutec de Cuisipro tienen cuchillas de acero inoxidable afiladas al ácido por ambas caras, para asegurar su precisión. Su mango es ergonómico y la punta antideslizante permite mayor estabilidad y rapidez a la hora de rallar. Hay tres modelos, según el uso que se le quiera dar (rallador fino, ideal para decorar pasta o sopas; laminado, para sacar virutas de alimentos duros, y ultragrueso, adecuado para alimentos blandos). Los tres poseen una cubierta medidora transparente, que se ajusta a presión y permite recoger y calcular al tiempo las cantidades de comida que se raspan. Cada utensilio cuesta 15 euros. www.lekue.es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de junio de 2008