Reportaje:

Milagros presupuestarios

El Palau de la Música mantiene el nivel en su programa para 2008-2009

La programación del Palau de la Música para la temporada 2008-09 fue anunciada ayer por el subdirector de Música, Ramón Almazán, y la presidenta, Mairén Beneyto. Tras las reiteradas quejas de ésta en torno a la disminución de las subvenciones de la Generalitat para el organismo que preside, resultaba lógico esperar una correspondiente rebaja en los contenidos. Sin embargo, no hay sensibles diferencias entre ésta y la de 2007-08, aunque sí entre ambas y los años en que no funcionaba el Reina Sofía. Interrogados por las causas del milagro, Beneyto adujo que ella no sabe de números, y que debería preguntarse al gerente (el cual no se encontraba en la sala). Almazán señaló que se contaba, más o menos, con el mismo dinero. Como no se cuantificaba nada y empezaba a cundir el desconcierto, se envió por último al responsable de prensa para averiguar el monto total. Regresó con la noticia de que la programación, incluida la de la Orquesta de Valencia, asciende a cinco millones de euros. Idéntica, pues, a la de 2007-08. Previamente, la concejal había indicado que con la Generalitat se estaba negociando aún, y que el Ayuntamiento y Bancaja ponían lo mismo que el año anterior, exceptuando una modificación extraordinaria, prometida por la alcaldesa, para el ciclo ya realizado de músicos valencianos. Luego Beneyto añadió que la merma del presupuesto repercutiría sólo en ciertas obras del edificio que no van a realizarse, y en la supresión de algunas giras de la orquesta. También pareció insinuarse que el Ayuntamiento distribuiría sus partidas de forma que el Palau de la Música contara con el mismo dinero del año anterior.

Al acabar la rueda de prensa nadie entendía las cuentas

Mientras unas cuentas más transparentes no lo aclaren, el resultado parece un poco milagroso: en esta temporada tendremos, además de la programación de la Orquesta de Valencia, las siguientes figuras y formaciones (entre otras): los directores Dudamel (dos veces), Belohlávek, Pons, Rattle, Gergiev (tres veces), Ros-Marbà, Eschenbach, Chailly, Brüggen, López-Banzo, Nagano, Kocsis y Biondi; las orquestas Göteborgs Symfoniker, Sinfónica de la BBC, English Concert, Age of Enlightenment, Teatro Mariinski (con coro y solistas), Friburgo, Filadelfia, Gewandhaus de Leipzig, siglo XVIII, Al Ayre Español, Sinfónica de Montreal, Sinfónica de la Juventud Venezolona Simón Bolivar (premio Príncipe de Asturias), Filarmónica Nacional de Hungría, y The Halle. Grupos de cámara: Prazak Quartet, Talich Quartet, Orquesta de cámara de Basilea, Cuarteto Hagen, Cuarteto de Tokio, Cuarteto Hugo Wolf y Emerson String Quartet (que quizá se convierta en cuarteto residente del Palau de la Música). Solistas: Pecková, Gallardo Domas, hermanas Labèque, L. Kavakos, Lars Vogt, Hilary Hahn y F.P. Zimermann. Entre otros y sin contar los que actúan con la Orquesta de Valencia (Meier, Sánchez, Elina Garanca, Repin...). Volverá a hacerse algo de ópera en versión concierto, y crece el repertorio del siglo XX.

Al acabar la rueda de prensa, nadie entendía las cuentas. Quizás, ni los propios responsables.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS