El PP evita la foto con el PSOE en financiación pese a las coincidencias

"Hay un consenso básico que fortalece al Gobierno andaluz", asegura Griñán

"Hay un consenso básico, que fortalece la posición del Gobierno andaluz". "Bajo ningún concepto se puede hablar de acuerdo global, pero sí de coincidencias importantes". La primera frase es del vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda, José Antonio Griñán, y la segunda del líder de la oposición, el popular Javier Arenas. Ambas responden a dos visiones del debate general celebrado ayer y el miércoles en el Parlamento andaluz sobre la financiación autonómica, en el que hubo unanimidad en un total de 15 resoluciones.

Las propuestas no aportan novedades sobre lo que ya recoge el Estatuto andaluz en materia de financiación, aunque hubo iniciativas apoyadas al alimón por PSOE e IU que sí van más allá. A la vista del resultado, dio la impresión de que el PP no quiso hacerse una foto con los socialistas porque su presidente regional y flamante vicesecretario Territorial tiene que jugar en otros terrenos de juego nacionales y contribuir a amasar un pacto entre las comunidades gobernadas por el PP. Y no quiere pegarse demasiado a los socialistas en Andalucía.

Arenas se escuda en que teme que el Gobierno suba los impuestos

La explicación que dio Javier Arenas fue de que "no se fía" de que el Gobierno andaluz no vaya a subir los impuestos sobre los que tiene capacidad normativa o cree otros nuevos. "Todo lo que sea no comprometerse a una menor presión fiscal no lo firmo", dijo ayer.

Griñán no quiso entrar en este "debate trampa", porque la subida o bajada de impuestos no es algo que esté en juego en el debate del modelo de financiación, sino que es una decisión de los gobiernos de turno.

El vicepresidente económico dijo que con las propuestas aprobadas ayer por el Parlamento, el Gobierno andaluz "tiene la llave para sentarse en la mesa" del Consejo de Política Fiscal y Financiera. La misma opinión expresó el portavoz socialista, Manuel Gracia, quien cifró el acuerdo en un 90%. "El Gobierno tiene apoderamiento político suficiente como para plantear con firmeza y flexibilidad" una posición, dijo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las propuestas aprobadas por unanimidad de los grupos socialista, popular e Izquierda Unida tienen redacciones idénticas o muy similares (ver cuadros adjuntos), en los que que se proclama, entre otras cosas, que "el cálculo de las necesidades de gasto de las comunidades autónomas atenderá fundamentalmente a la población". De hecho, lo que hacen es ratificar principios establecidos en el Estatuto.

El acuerdo entre PSOE e IU fue de mayor calado por cuanto la federación de izquierdas apoyó medidas que figuran en la propuesta entregada por el Gobierno andaluz al central hace dos años. Entre ellas, la ampliación entorno al 50% de los porcentajes de cesión del IRPF, IVA e impuestos especiales y, sobre todo, la exigencia de que la población en edad escolar tenga una financiación adicional. IU, sin embargo, marcó diferencias en cuanto a las propuestas del PSOE en materia de financiación local en las que, según su portavoz, Pedro Vaquero, hay diferencias "muy importantes".

Además de la creación de un espacio fiscal propio, el PP quería a toda costa que los socialistas se comprometieran a que no se produzca ninguna merma presupuestaria del Fondo de Suficiencia, el cual cubre las necesidades de gasto de las comunidades en función de si generan más o menos ingresos tributarios. El PP sabe que este fondo bajará si aumenta la corresponsabilidad fiscal, pero en realidad lo que temen es que salga adelante la propuesta catalana de que el citado fondo sólo financie sanidad, educación y servicios sociales.

Los populares también marcaron diferencias a cuenta de la financiación local, aunque las discrepancias son de calendario. El PSOE se ha comprometido a presentar en el primer periodo de sesiones de 2009 las leyes sobre participación de los ayuntamientos en los tributos de la Junta y del Pacto Local. El PP quería adelantarlas al último trimestre de 2008.

Iniciativas aprobadas por unanimidad

- El Parlamento asume la necesidad de reformar el sistema de financiación. Aboga por un acuerdo unánime.

- La reforma garantizará la igualdad de acceso de los ciudadanos a los servicios transferidos, sea cual sea su lugar de residencia.

- El cálculo de las necesidades de gasto atenderá a la población.,

- Las relaciones financieras de Andalucía con la Administración del Estado estarán basadas en los principios de lealtad institucional y participación en las decisiones que les afecten. En el caso de que haya una merma de ingresos por la reforma del sistema tributario, el Estado establecerá compensaciones.

- Ninguna comunidad dispondrá de menos recursos financieros de los que el sistema vigente.

- Actualización del sistema de financiación.

- La financiación de las entidades locales debe abordarse por el Gobierno de España de manera paralela y vinculada a la de las comunidades.

Diferencias entre PSOE y PP

- Los socialistas rechazaron un propuesta del PP para que el Gobierno se comprometa a no incrementar la presión tributaria y renunciar a crear nuevos impuestos.

- Mantener el Fondo de Suficiencia sin reducción alguna de dotación presupuestaria.

- Establecer cláusulas de responsabilidad del Estado si incumple el mandato del Estatuto de que la inversión estatal será equivalente al peso de la población andaluza en siete años.

- Remitir en el próximo periodo de sesiones la ley del Pacto Local que regule la transferencia de competencias a los ayuntamientos y su dotación presupuestaria. El Parlamento aprobó que la ley entrará en el primer periodo de sesiones de 2009.

- Remitir en el próximo periodo de sesiones la ley de participación de las entidades locales en los ingresos de la comunidad. El Estatuto habla de participación en los "tributos" de la comunidad, una cantidad bastante menor a la de los ingresos que pide el PP.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS