LAS RECETAS DEL PARTIDO POPULAR CONTRA LA CRISIS | El debate político sobre la situación económica

Rajoy propone bajar impuestos y más "austeridad" en el gasto público

Mariano Rajoy se esforzó ayer en intentar dar por finalizadas las turbulencias en su partido para poder lanzarse a hacer oposición subido a la ola de los datos negativos de la economía. "El PP ha salido reforzado y renovado del congreso", proclamó el líder popular en el foro de Abc. Apenas dedicó unos minutos a la situación de su partido y el resto los empleó en hurgar en la herida de lo que para él es crisis económica y para Zapatero "intenso deterioro".

Más información

Estuvo conciliador en el tono de sus consideraciones hacia dentro del partido, con elogios a Juan Costa y Manuel Pizarro. Incluso cuando se le preguntó por María San Gil dijo estar dispuesto a integrarla en el Comité Ejecutivo del PP si es que ella decide volver a la política. Y de Jaime Mayor Oreja, muy crítico con Rajoy estos días, dijo que sería "un magnífico candidato" para las europeas. Añadió, eso sí, que él quiere hablar "con todos los partidos" legales, incluidos los nacionalistas, y subrayó que el primer gobierno de José María Aznar del que él mismo formó parte y que pactó con PNV y CIU "funcionó muy bien".

Sobre economía, Rajoy rechazó de plano las medidas propuestas por Zapatero y aseguró que algunas de ellas, como la congelación del sueldo de los altos cargos y de la oferta pública de empleo, son una "broma". "En tiempos difíciles hay que dejar de lado las políticas de diseño para ponerse a trabajar con la camisa remangada", afirmó el líder del PP antes de asegurar que "el Gobierno está sobrepasado por los acontecimientos y carece de reflejos". Rajoy propuso para salir de la crisis "austeridad en las cuentas públicas, seria, con disciplina y con rigor", más liberalizaciones y bajadas de impuestos. El líder del PP recordó que fue tachado de "catastrofista y antipatriota" cuando antes de las elecciones advirtió del deterioro económico que se avecinaba y, por eso, acusó al Gobierno de haber "engañado a los españoles" sobre la realidad de la situación financiera del país.

Rajoy utilizó como referencia de lo que se debe hacer ahora lo que el primer Gobierno de Aznar hizo en 1996. Especialmente se detuvo en el recorte del gasto público de los primeros Presupuestos que aprobó el Ejecutivo del que formaba parte como ministro de Administraciones Públicas. No lo mencionó, pero él aplicó la congelación salarial de los funcionarios y el bloqueo de la oferta pública de empleo.

CiU: "Un diagnóstico claro y un plan anticrisis antes del 30 de septiembre"

"Los ciudadanos no lo entenderían si no lo hubiéramos hecho", dijo el diputado de CiU Pere Macías para explicar por qué su formación apoyó la petición de comparecencia de Rodríguez Zapatero. Su compañero Josep Sánchez Llibre anunció que hoy interpelará al ministro de Economía, Pedro Solbes, para que informe de las iniciativas que piensa plantear ante la crisis. Las medidas ya anunciadas por el presidente son "insuficientes y limitadas", subrayó Sánchez Llibre, porque no benefician a todos los sectores productivos ni al conjunto de las familias. Se trata únicamente de "un segundo aperitivo, un poco más abundante que el primero". CiU pedirá a Zapatero que presente, antes del 30 de septiembre, un "diagnóstico claro y solvente" de la situación económica y un "plan anticrisis" para toda la legislatura.

PNV: "El Gobierno tomó medidas populistas y ahora pone parches"

El diputado del PNV Josu Erkoreka prestó su firma a IU para que pudiera pedir oficialmente la comparecencia de Zapatero. Erkoreka estaba ayer satisfecho con el resultado de la votación y mostró su sorpresa por el voto en contra del PSOE; con ese gesto, afirmó, el presidente del Gobierno incumple su promesa de convertir el Congreso "en el centro de la vida política". Ante la situación económica actual, afirmó el diputado del PNV, el Gobierno sólo ha reaccionado con "parches" y "medidas fragmentadas", porque, en su opinión, "carece de un diagnóstico". Y porque afronta la crisis después de tomar "medidas populistas" como la del cheque-bebé y la de los 400 euros en campaña electoral. El Grupo Mixto, representado por Ana Oramas (Coalición Canaria) también votó a favor de la comparecencia.

IU / ERC: "Zapatero mira hacia otro lado y hace propuestas deslavazadas"

Gaspar Llamazares (IU) se congratuló de que toda la Junta de Portavoces -a excepción del PSOE- forzara la comparecencia del presidente, como el propio Llamazares pidió el pasado día 9. El diputado lamentó la oportunidad perdida por el Gobierno para asumir el "liderazgo de una crisis" que "sigue sin asumir". Zapatero, dijo, "mira hacia otro lado en una situación tan seria", está actuando "a rastras de la crisis" y sólo toma medidas "deslavazadas" y "en cómodos plazos". Llamazares cree, además, que el Gobierno debe "rectificar" algunas medidas como la reducción de la oferta pública de empleo, porque "van en el sentido contrario" al que se necesita. Joan Ridao, de ERC, consideró "superflua" e "hilarante" la promesa de congelar los sueldos de altos cargos, que supone "un 0,2% del presupuesto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de junio de 2008.

Lo más visto en...

Top 50