Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Chevrolet Aveo 2008

Revisión general

Cambios estéticos que aportan una imagen más actual y motores más potentes que gastan menos. Chevrolet pone al día el utilitario Aveo de tres puertas, que ya se vende desde 10.715 euros.

Si hace unas semanas Chevrolet comercializaba el Aveo 2008 de cinco puertas, la marca lanza ahora la nueva versión tres puertas de su utilitario, que estrena retoques estéticos y mejoras mecánicas, y que culmina la actualización de este modelo, que antes se llamaba Kalos. La firma de la cruz renueva así su oferta entre los utilitarios, una categoría clave porque en ella vende el 30% de sus coches y es la segunda en matriculaciones del mercado. El Aveo 2008 de tres puertas ya está disponible con tarifas desde 10.715 y 12.535 euros (motores 1.2 y 1.4).

El diseño es el primer cambio importante. El nuevo frontal, con una enorme parrilla dividida en dos, refuerza el carácter de este modelo y otorga una imagen más moderna y conseguida. Y en el interior también hay novedades, como un salpicadero completamente nuevo que lleva ya, por ejemplo, el radio-CD integrado en la consola central. La presentación y los acabados suben un peldaño en calidad, y el habitáculo sigue destacando por su espacio, porque es uno de los más amplios entre los utilitarios. En cambio, el maletero es normal (220 litros).

En la mecánica, lo más interesante está en los motores, que ofrecen mayor potencia y menor consumo. El 1.2 gana 12 CV (hasta los 84), y gasta un 14% menos (5,5 litros de media), mientras que el 1.4 rinde ahora 101 CV y consume 5,9 litros. Los dos propulsores vienen con cambio manual de cinco marchas, aunque el 1.4 puede solicitarse con un automático de cuatro relaciones. Son motores voluntariosos que permiten afrontar viajes, aunque el Aveo se encuentra más a gusto en la ciudad y los alrededores.

El último Chevrolet sólo se ofrece con acabado LS, que es bastante completo y se asocia a los propulsores. Con el 1.2 incluye ABS, cuatro airbags, radio-CD con MP3, ordenador de viaje y elevalunas y retrovisores eléctricos, y con el 1.4 se añade el aire acondicionado. El ESP y los airbags de cortina no están disponibles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2008