Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de Europa

Berlusconi echa de menos a Aznar, Blair y Chirac

Silvio Berlusconi hizo ayer su retorno a Europa después de dos años y medio de ausencia. Lo hizo envuelto en la nostalgia y el pesimismo, porque no le gusta nada lo que se ha encontrado. "La encuentro sin brillo, distinta respecto a entonces, cuando había personas como Tony Blair, [José María] Aznar, [Jacques] Chirac y yo mismo", declaró Il Cavaliere antes de partir para Bruselas.

"Con el cambio de nombres, Europa ha perdido personalidad, protagonismo y ha dado pasos hacia atrás", añadió. De manera que hace falta intervenir. Se ocupa él. "La Unión Europea necesita un empujón, yo me encargaré de dárselo", prometió.

Sus palabras han sido criticadas agriamente por la oposición, que le recordó que antes de ponerse a arreglar Europa convendría que pusiese orden en su coalición de gobierno, ya que la Liga Norte lleva días proclamando que el Tratado de Lisboa está "muerto" tras el referéndum irlandés (sus partidarios festejaron el resultado en Milán con banderas irlandesas y cerveza Guinness).

Berlusconi parece haber convencido por fin a sus euroescépticos socios para que den el visto bueno al Tratado. O eso al menos avanzó ayer el líder, Umberto Bossi: "Si no lo hubiese aprobado el Reino Unido, sería un tratado muerto, pero habiéndolo hecho está vivo y creo que lo aprobaremos nosotros también", declaró Bossi.

El presidente de la República, Giorgio Napolitano, animó al Gobierno a ratificar enseguida el Tratado y mostró su optimismo tras el de la Cámara de los Lores. "La aprobación del Reino Unido es un motivo de alivio y confianza en un momento muy difícil para Europa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de junio de 2008