Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP aplaza el tercer informe europeo sobre el urbanismo

Pöttering, a favor de la intervención de otras comisiones

La redacción de un tercer informe sobre el urbanismo valenciano está en el aire. Los eurodiputados populares españoles han pedido a los órganos rectores del Parlamento Europeo que no sea la Comisión de Peticiones -que ha condenado por dos veces el urbanismo valenciano en sendos informes- la que lleve la voz cantante en la redacción de un tercero.

El PP español, que en los últimos años ha soportado votaciones adversas no solo del resto de grupos del PE sino también de sus propios colegas de grupo, quiere taponar esta hemorragia y alega que la de Peticiones -comisión que preside el conservador polaco Marcin Libicki- no es la única comisión implicada en este espinoso asunto. Por ello han pedido que otras comisiones -Jurídica, Mercado Interior y Desarrollo Regional- participen de forma cooperativa en la elaboración del nuevo documento. Fuentes del PE aseguraron ayer que hasta el presidente de la Eurocámara, Hans Pöttering -que hace solo unos días se entrevistó con el presidente Francisco Camps en Bruselas- apostó en una reunión de coordinadores por que sea la comisión de Mercado Interior -más técnica y centrada en si el procedimiento de adjudicación de los planes urbanísticos es un contrato público o no- la que dirija los trabajos. Eso sí, escuchando al resto de comisiones implicadas, también la de Peticiones, que podría aportar un informe de opinión. Las mismas fuentes señalan que Libicki protestó y defendió el informe como propio. El polaco podrá ahora alegar a la propuesta de Pöttering. No hay una decisión tomada y, de momento, el informe, encomendado en un principio a una eurodiputada verde de la Comisión de Peticiones, está parado, reconocieron ayer fuentes del PP en la Eurocámara.

El urbanismo valenciano lleva varios años soportando la censura de las instituciones comunitarias. En 2007, la Comisión Europea denunció a España ante el tribunal de justicia comunitario al considerar que la Ley Urbanística Valenciana (LUV) en vigor, y su predecesora, la Ley Reguladora de la Actividad Urbanística (LRAU), podían vulnerar las directivas europeas de contratos públicos. El asunto está pendiente de resolución.

Ante lo que se avecina, el Consell negocia en estos momentos la posible reforma de la LUV, entre otras cosas, para ajustarse a Europa, reconoció hace poco el consejero de Urbanismo, José Ramón García Antón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de junio de 2008