_
_
_
_
_

El Poder Judicial suspende al magistrado amigo de Ginés

Nogales está acusado de coacciones a una testigo en un caso de malos tratos

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el órgano de gobierno de los jueces, inició ayer el procedimiento para suspender cautelarmente de funciones al magistrado Carlos Nogales Romeo, que fue grabado por la policía en conversaciones con el ex jefe de la Policía Local de Coslada (83.200 habitantes), Ginés Jiménez Buendía. Nogales está acusado de coacciones por una supuesta amenaza a una mujer que era testigo protegido en una denuncia a un agente municipal por malos tratos.

Carlos Nogales ejerció de magistrado sustituto del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Coslada. Se trata de un abogado que no ha aprobado la oposición para juez y que ha sido contratado para hacer suplencias en los juzgados que quedan vacantes. Durante el tiempo que estuvo en Coslada cosechó una gran amistad con Ginés Jiménez.

Más información
Siete concejales forman la comisión de investigación municipal
El Poder Judicial suspende al juez implicado en la trama de corrupción Coslada

Durante la investigación de la supuesta trama de corrupción en la Policía Local de Coslada, el magistrado habló con Jiménez en varias ocasiones y fueron grabadas sus conversaciones. En una de ellas, asegura que va a controlar a una mujer que era testigo protegido en la denuncia al policía municipal Adrián Jaramago. Le acusó de intentar agredirla y de tirarle una piedra por el cristal posterior del coche en el que iba, sin llegar a alcanzarla. Nogales se encarga, según las investigaciones de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, de advertir a esta testigo de las consecuencias negativas que para ella puede suponer el acercarse por las dependencias de la Policía Local de Coslada.

Nogales también aparece en las conversaciones como un informador de Ginés Jiménez, ya que le da noticias puntuales de todas las causas judiciales que el jefe de la Policía Local tiene abiertos. El juez sustituto no duda en afirmar que pedirá datos a una colega de juzgado sobre un juicio de faltas que tenía abierto el responsable policial. El magistrado asegura que lo hará "como el que no quiere la cosa".

El proceso que abrió la Comisión Permanente del CGPJ es el paso previo para expulsar a Nogales de la carrera judicial. El caso fue trasladado a la Fiscalía del Tribunal Supremo, para que elabore un informe sobre el caso. Posiblemente, este documento estará listo a finales de semana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes del Consejo General del Poder Judicial explicaron que la reunión en la que se adoptó el trámite para suspender a Nogales estuvo presidida por la magistrada Montserrat Comas. "Es un expediente que se abre de oficio, ya que la Ley Orgánica del Poder Judicial señala que un juez debe ser suspendido de forma cautelar en cuanto haya un acto que recoja un delito supuestamente cometido por él", señalaron las citadas fuentes. Éstas añadieron que no se ha hecho de forma urgente, ya que el juez se encuentra ahora sin destino. Tras estar en Coslada fue destinado a los juzgados de Alcalá de Henares, pero también se le acabó la sustitución.

Fuentes judiciales indicaron que el próximo mes de julio concluye su contrato y que este expediente impide, de oficio, que pueda ser prorrogado. El juez sustituto es un abogado que no ha aprobado la oposición al puesto y que integra una especie de bolsa de trabajo para cubrir las vacantes que se vayan dando en las distintas plazas que hay en la región, según fuentes judiciales.

El informe de la Fiscalía del Tribunal Supremo es preceptivo para ser suspendido definitivamente de su puesto. Contra Nogales se sigue un procedimiento penal en la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. El magistrado que instruye el llamado caso Coslada, José Manuel Suárez Robledano, le llamó a declarar como imputado el pasado 12 de junio.

El informe del fiscal es previo a la suspensión del juez. Todo hace indicar que el ministerio fiscal se mostrará favorable a que Nogales deje su actual puesto hasta que se resuelva el caso que está siendo instruido en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Fuentes del Poder Judicial informaron de que la decisión definitiva puede estar a principios de la próxima semana, cuando se celebre una nueva reunión de la comisión permanente.

Este periódico intentó recabar la opinión de Nogales sobre el inicio de la suspensión cautelar del CGPJ. Fuentes próximas al juez aseguraron que no iba a hacer declaraciones a los medios de comunicación.

En el sumario de la Operación Coslada también surgió otro magistrado en las escuchas telefónicas autorizadas. Se trata del juez Adolfo Carretero, ex titular del Juzgado número 3 de Coslada y actual responsable del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Fuenlabrada.

La Operación Coslada se produjo el pasado 8 de mayo, cuando fueron detenidos 26 policías locales acusados de diversos delitos como extorsiones, coacciones, amenazas, asociación ilícita, delitos relativos a la prostitución, lesiones y tenencia de armas, entre otros. Un total de 13 de los 26 arrestados se encuentra en prisión provisional sin fianza en la cárcel de Alcalá-Meco. Otros dos salieron con cargos tras pagar 6.000 y 12.000 euros de fianza.

Ginés: "No hay pruebas"

"El jefe de la Policía Local, Ginés Jiménez Buendía, ha sido objetivo de un linchamiento organizado por la Jefatura Superior de Policía". Así se explicaba ayer en un comunicado el abogado del principal encausado por la Operación Bloque, Óskar Zein, a petición de su cliente.

Jiménez Buendía asegura en su escrito que la operación contra la Policía Local de Coslada se ha basado en "información tergiversada y manipulada de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía y de un grupo de policías locales que crearon la sección sindical antiginés bajo las siglas CSI-CSIF con el respaldo del PP". También acusa a los empresarios de hostelería, en especial a la dueña del bar La Caleta, Dolores V. "Dichos locales y sus propietarios contaban con una serie de denuncias administrativas puestas por la Policía Local por continuas infracciones y tramitadas por la Concejalía de Urbanismo".

"No hay en el sumario apenas pruebas que no sean suposiciones o tesis de los policías", afirma el escrito.

Conversaciones recogidas en el sumario

- (25-4-2008) El juez Carlos Nogales al jefe Ginés Jiménez Buendía. Ginés le dice que la mujer que denunció al policía municipal ve que tiene la justicia a su favor. El magistrado le dice que no. Que él pone orden de alejamiento y a la otra siempre le mete caña. El juez le dice que mañana la va a coger porque es una listilla y le va a advertir de que no pase por ahí, ya que no puede estar tocando los cojones, ya que de lo contrario va a tomar medidas contra ella y mañana a ver qué es lo que cuentan. Se despiden, según el sumario.

- "De las transcripciones de las conversaciones telefónicas se infiere una relación de amistad que une al citado Ginés Jiménez, muy lejos de la buena relación institucional que éste asegura tener con el juez, como afirmó en la declaración prestada".

- "Nogales informa a jiménez puntualmente de las causas judiciales en las que tiene interés éste".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_