Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poder Judicial suspende al juez implicado en la trama de corrupción Coslada

La suspensión será efectiva hasta que "recaiga en la causa sentencia absolutoria o auto de sobreseimiento"

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado hoy por unanimidad suspender provisionalmente al juez Carlos Nogales, imputado por coacciones a raíz de la operación Bloque, que permitió desarticular una supuesta trama de corrupción policial en Coslada (Madrid).

Así lo ha informado el órgano de gobierno de los jueces en una nota de prensa en la que señala que la decisión se ha tomado "de conformidad" con el informe emitido por la Fiscalía, y que la suspensión durará hasta que, según lo dispuesto en el artículo 384.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, "recaiga en la causa sentencia absolutoria o auto de sobreseimiento".

La Comisión Permanente destaca que aun cuando Nogales es juez sustituto y en estos momentos no está ejerciendo jurisdicción, "la mera posibilidad de que pudiese ser llamado al ejercicio de dicha función, justifica la medida de suspensión cautelar adoptada hoy, con el fin de evitar su incorporación a cualquier órgano jurisdiccional para los que tiene habilitación orgánica".

Imputado por coacciones

El pasado día 12, el magistrado José Manuel Suárez Robledano, instructor de las diligencias penales abiertas para esclarecer los hechos derivados de las escuchas telefónicas que obran en la causa en las que el ex jefe de la Policía Local de Coslada, Ginés Jiménez, conversa con dos jueces, imputó a Nogales -hasta hace poco titular del Juzgado de Instrucción número 3 de esa ciudad- por coacciones.

A raíz de la operación Bloque, que se inició el pasado 8 de mayo, varios medios de comunicación han publicado que entre las muchas conversaciones telefónicas que constan en el sumario figuran varias en las que Nogales habla de coaccionar a una testigo de un caso de violencia machista en el que el denunciado era subordnado de Ginés Jiménez.

En las escuchas telefónicas figuran las conversaciones de Jiménez con otro magistrado, Adolfo Carretero, que en la actualidad es juez decano de Fuenlabrada, pero, según las fuentes consultadas, Suárez Robledano ha considerado que no procede imputarle, ya que en principio no existen indicios de delito.