Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quintana acepta el topónimo Galicia para las comunicaciones oficiales

El vicepresidente firma con 24 ayuntamientos otras tantas nuevas galescolas

Galiza comenzará a ser Galicia para el BNG. Al menos en las comunicaciones oficiales de los departamentos autonómicos de la Xunta. Después de que la Real Academia Galega determinase que el nombre oficial de la comunidad autónoma es Galicia, y no Galiza, el vicepresidente Anxo Quintana aceptó la resolución. "Para la comunicación oficial, el nombre es Galicia", declaró el vicepresidente del Gobierno gallego y portavoz nacional del BNG. Ahora bien, en "otros ámbitos", las consellerías nacionalistas seguirán usando Galiza, precisó.

La alternativa a las galescolas es "venir año a año para lograr financiación"

Según la Real Academia Galega, consultada al respecto por la Consellería de Cultura, también gestionada por los nacionalistas, Galiza y Galicia son dos formas históricamente legítimas en idioma gallego, pero sólo la segunda "mantuvo un uso ininterrumpido a lo largo de la historia en la lengua oral". Por lo tanto, "la denominación oficial del país normativa y jurídicamente legítima es Galicia", concluye la academia.

Quintana reconoció no tener "nada que añadir" a la resolución de los académicos. En el Gobierno gallego, los socialistas utilizan el término Galicia, a la que los nacionalistas se refieren como Galiza, término al que aspiraban a conferir carácter oficial. El vicepresidente de la Xunta asumió: "Hay un nombre oficial, que es Galicia, y dos nombres que desde la perspectiva lingüística e histórica son válidos". Fuera de las comunicaciones oficiales, añadió, cada consellería hará "lo que considere oportuno".

Después de firmar un convenio con representantes de 24 ayuntamientos para la creación de otras tantas galescolas, Quintana reclamó a la Consellería de Presidencia que mantenga al menos hasta el verano al personal que realiza las valoraciones de dependientes. Algunas de las plazas del personal, contratado en el Sistema Galego de Atención á Dependencia, serán sacadas a concurso, lo que ha motivado unas protestas que contaron con el apoyo de Quintana. "Lo mejor", opinó, es que la actual plantilla de unos 50 técnicos que lleva a cabo esta labor pueda finalizarla. "A mí me gustaría que los profesionales que ahora hacen el servicio puedan acabar esta labor", declaró.

Otro de los asuntos a los que se refirió Quintana fue la fiesta de los mayores organizada por Vicepresidencia en Carballiño el pasado fin de semana, a la que asistieron 50.000 personas, según el departamento autonómico. El vicepresidente aseguró que el acto, en el que prometió servicios de lavandería a domicilio y podólogo gratis, no tuvo carácter partidista. "Hice una intervención de tres minutos en las que animé a la gente a divertirse y punto", recordó. Otra cosa es lo que dijera "a preguntas de los periodistas".

"Da la impresión de que determinadas fuerzas políticas, más que criticarme a mí, parece que critican que los mayores se puedan divertir", afirmó Quintana, quien diferenció estas fiestas de las que organizaba el PP en que la actual Xunta realiza "un esfuerzo" para constituir "un sistema público de bienestar que no existía".

El líder nacionalista, por otra parte, instó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a buscar "fórmulas de estabilidad parlamentaria" para afrontar los retos de la crisis económica, para las que ofreció la colaboración del BNG. En vez de ello, según Quintana, Zapatero opta por una "política del avestruz que le empieza a pasar factura", en referencia a los resultados de las encuestas. El vicepresidente de la Xunta le instó a "dar un paso al frente" y construir "una mayoría estable". En este paso, "encontrará al BNG", ratificó.

Respecto a la red de galescolas, que ayer sumó 24 centros de nueva creación en otros tantos ayuntamientos, Quintana instó a los alcaldes a elegir entre sumarse a las que gestiona el Consorcio Galego de Servizos de Igualdade e Benestar "o venir aquí año tras año a ver qué financiación hay para el próximo curso". El vicepresidente destacó que en lo que va de legislatura, las plazas en las escuelas infantiles públicas han aumentado un 64%, al pasar de 6.595 en 2005 a las 10.806 existentes en la actualidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de junio de 2008