Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vivienda levantará pisos de alquiler en suelo cedido por los ayuntamientos

La medida está destinada a colectivos como jóvenes o mayores de 65 años

Los ayuntamientos ceden suelo donde se construirán pisos de alquiler destinados a determinados colectivos. Y, a cambio, el Ministerio de Vivienda aporta todos los recursos necesarios, tanto técnicos como económicos, para levantarlos. Ésta es la iniciativa que la ministra Beatriz Corredor incluirá en el próximo Plan Estatal de Vivienda 2009- 2012 que está ahora elaborando. Estas viviendas dotacionales constituyen una de las medidas estrella para el próximo cuatrienio.

Los municipios de Elche y Alcorcón son los pioneros en esta iniciativa

La iniciativa se basa en el acuerdo entre la administración local y la estatal para crear sociedades conjuntas en las que los municipios aportan el derecho de superficie en parcelas por un periodo de 30 años. El Gobierno ejecutará este plan a través de Sepes, la entidad pública de gestión de suelo, y lo destinará a diversos colectivos, como los menores de 35 años y los mayores de 65 años. Todas estas viviendas se disfrutarán en régimen de alquiler.

El proyecto de las viviendas dotacionales está todavía en ciernes. El ministerio no especifica cuántas personas se beneficiarán de estos pisos en alquiler a precios asequibles. Sí especifica, sin embargo, que lo harán siempre de forma transitoria. "Concebidos como edificios públicos para residencia transitoria, la duración de los arrendamientos tendrá un plazo máximo improrrogable de cinco años", establece el convenio de colaboración tipo del que dispone el Ministerio de Vivienda.

El departamento que dirige Beatriz Corredor ha puesto en marcha esta iniciativa como experiencia piloto en los municipios de Alcorcón (Madrid) y Elche (Alicante).

Ayudas a divorciados

El convenio con el Ayuntamiento de Alcorcón es el primero que ha firmado el ministerio. La idea es llegar a las 500 viviendas en este municipio, aunque por ahora sólo se han concretado dos fases: una promoción para jóvenes que permitirá la construcción de 112 pisos, y otra de 79 viviendas. Las dos promociones tendrán una vivienda tipo con una superficie construida en torno a 54 metros cuadrados.

Otros posibles beneficiarios del nuevo plan que abarcará los cuatro próximos años serán los separados o divorciados con sentencia judicial. La ministra anticipó el pasado martes en un desayuno-conferencia que estudia incluir a este colectivo como beneficiarios de ayudas por considerar que necesitan una especial protección.

En el caso de que el ministerio finalmente apoyase a este colectivo, Corredor especificó que se trataría siempre una ayuda temporal; y detalló los requisitos esenciales que deberían reunir los beneficiarios: "Se daría una atención preferente a los progenitores con menores a cargo, con sentencia firme de divorcio; tendrían que estar al día del pago de las pensiones de manutención y, por supuesto, en ausencia de denuncias de malos tratos".

Sobre las modificaciones del nuevo plan, la ministra anunció una reflexión sobre las distintas tipologías de vivienda protegida y sus dimensiones en función de las necesidades de cada colectivo (estudiantes, mayores, familias monoparentales).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de junio de 2008