Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ALBERTO RUIZ-GALLARDÓN | Alcalde de Madrid | El XVI Congreso del Partido Popular

"Los españoles han visto al PSOE más identificado con el futuro"

Hace sólo cinco meses, al no lograr ser diputado, dijo que dejaría la política. Pero la derrota electoral, afirma ahora, le hizo cambiar de opinión. Afronta el congreso del PP como uno de los principales apoyos de Mariano Rajoy.

Alberto Ruiz-Gallardón (Madrid, 1958) ya no es el verso suelto del PP. Ahora está en la línea de Rajoy. En su despacho de alcalde de la capital avisa: "A algunos que no están en el PP les gustaría que sus ideas radicales fuesen las del partido, pero no lo son".

Pregunta. Lo dijo Zapatero: no se entiende lo que pasa en el PP, unos quieren renovar la política manteniendo al líder que ha perdido y otros mantener la política renovando al líder. ¿Qué está pasando realmente?

Respuesta. Zapatero debería hacer memoria de lo que pasó en el PSOE tras la derrota de 1996. Todo partido que pierde sufre una catarsis. El PSOE no lo resolvió en una legislatura. Nosotros también vamos a tener que esperar. Creo que el PP ha entendido bien el mensaje.

"La derrota electoral me hizo decidir no dejar la política"

"Es imposible ser secretario general del PP y tener otro cargo institucional"

P. ¿Y cuál es?

R. Creo que en Europa las alternativas no son tanto de derecha e izquierda como de modernidad y pasado. Tenemos que presentar un proyecto de futuro, no uno anclado en el pasado.

P. ¿El que defendieron de 2004 a 2008 era de pasado?

R. No. Era de futuro, en los discursos y en el programa. Pero no conseguimos que los ciudadanos lo entendieran así. Percibieron como más de futuro el proyecto del PSOE. Ahora no debemos tener tensiones de pasado.

P. ¿Y eso qué implica?

R. La clave de nuestras próximas victorias, y pienso también en las europeas de 2009 y las municipales de 2011, es lograr que, al margen de cualquier realidad anterior, cuando los ciudadanos piensen en el PP estén pensando en el futuro. Eso debe asentarse en la solidez de los ocho años que gobernamos España, naturalmente. Pero debemos hablar de esos Gobiernos de Aznar sin una mirada de lamento, respetando la decisión de los ciudadanos que no nos dieron la mayoría en 2004. Debemos abrir el partido a la sociedad, convocar a muchos que han votado al PSOE y están dispuestos a votar al PP si nos identifican con la respuesta a sus problemas.

P. ¿Rajoy es futuro?

R. No tengo ninguna duda, porque el futuro empieza el lunes 23 [tras el congreso del PP].

P. ¿Apostaría dinero a que Rajoy es el candidato de 2012?

R. Estoy dispuesto a afirmar que voy a hacer todo lo que esté en mi mano para que sea así.

P. ¿Y si no? Si pierde las europeas y Rajoy lo deja, ¿va usted?

R. ¿Por qué se va a situaciones que no se van a producir? Tenemos que salir de Valencia con capacidad para pedir confianza a los ciudadanos. Que confíen en que vamos a estar unidos, y que nuestro apoyo a Rajoy es porque creemos que es la persona que mejor puede llevar el proyecto. Entiendo que pregunten qué va a pasar si perdemos... Pero vamos a dejar los futuribles.

P. ¿Comparte esa idea de que si usted sucediera a Rajoy ganaría votos por el centro pero perdería muchos más por la derecha?

R. Eso ya lo he escuchado desde que en 1995 llegué a la presidencia de la Comunidad e hice gestos como dar la medalla a Leguina y recibir a Pujol. Y hemos tenido cuatro mayorías absolutas, cada vez con más apoyo. Incorporamos electores del PSOE sin perder los votantes del PP.

P. Lleva toda la vida en el partido, desde la AP de ex ministros franquistas, y ahora reclama el centro. ¿Ha llegado la batalla definitiva de las dos almas del PP?

R. Recuerdo cuando Felipe González, hace muchos años, planteó la necesidad de una evolución ideológica del PSOE [abandonar el marxismo] que luego le llevó a la mayoría. Ese recorrido lo hemos hecho ya en el PP. La propuesta de Rajoy incorpora ese espacio de centro y moderación. No hay dos almas en el PP. Si hubiese dos almas se hubiesen planteado objeciones al programa, a la definición como partido de centro. Lo importante es que los ciudadanos perciban que el alma del PP no es la de un partido radical conservador con el que nos asocian nuestros adversarios. A algunos que no están en el PP les gustaría que sus ideas radicales fuesen las del partido, pero no lo son. No creo que tengamos que hacer una evolución ideológica, sino enseñar lo que somos. Ni somos de derechas, ni somos el partido de los radicales de derechas.

P. No sólo viene de fuera del PP. Mire los foros de la web del partido. Los que se dicen militantes son muy duros con Rajoy y con usted. Y dirigentes como Jaime Mayor cuestionan que se defiendan los principios del PP.

R. El PP tiene asumido el centrismo. Quienes ubican ideológicamente a un partido son sus votantes. Estamos en el centro político, no en la derecha radical.

P. ¿No tienen votantes de derechas?

R. Sin duda. Pero han asumido la propuesta centrista del PP. Uno de los grandes logros de Fraga fue atraer al PP a un elector que en otros países ha ido a opciones más radicales. En estas elecciones hemos crecido por el centro y el PSOE a costa de opciones radicales, como ERC o IU. Tenemos que seguir creciendo en el centro.

P. ¿De esta crisis puede surgir una opción a la derecha del PP?

R. No. En las elecciones se presentan opciones de ese tipo. Y ninguna tiene apoyos significativos.

P. Con su apuesta sin matices por Rajoy ha dejado usted de ser un verso suelto en el PP.

R. Yo siempre dije que el verso suelto no es un problema porque forma parte del poema.

P. ¿Y cómo le explicaría ese entusiasmo con el líder a un gallardonista que leyó en los periódicos hace cinco meses, cuando Rajoy le impidió ser diputado, que usted dijo que dejaba la política?

R. Creo que la gente ha entendido este ejercicio de responsabilidad. Rajoy no me dio lo que quería, pero también apostó por mí para repetir en la alcaldía. Uno siempre tiene que dejar la puerta abierta para dejar la política. Hay que tener una alternativa fuera de la política para tener libertad. Yo lo he hecho siguiendo el consejo de mi padre. Es verdad que lo pensé, y concluí que en este momento no se puede pensar en dedicaciones más cómodas.

P. O sea, que la derrota le hizo cambiar de opinión y no marcharse de la política.

R. La respuesta es sí. No sé dónde estaría si hubiésemos ganado. Tendría más libertad para tomar decisiones en las que lo personal prime sobre lo público.

P. Hay mucha gente en su partido que piensa que usted se queda sólo porque espera que Rajoy le nombre su sucesor.

R. Eso forma parte de la leyenda que se intenta construir en torno a mí. Si algo he demostrado es que cuando digo que estoy en un equipo es que estoy.

P. ¿Cree que deberían tener una relación más lejana con la iglesia? El otro día reivindicó la aconfesionalidad de su partido.

R. Yo soy partidario de que seamos aconfesionales, no anticlericales. Pero no creo que nadie en el PP exija lo contrario.

P. ¿Preferiría que no hubiese manifestaciones con obispos?

R. El PP oficialmente no lo hizo. Algunos dirigentes participaron en la marcha contra el matrimonio homosexual, y el alcalde de Madrid celebró bodas homosexuales con críticas, lo que demuestra la pluralidad del Partido Popular.

P. Parece que Basagoiti acabará con la línea política de María San Gil. ¿Cree necesaria una nueva línea de moderación?

R. Tengo una enorme confianza en Basagoiti. Tiene un discurso muy sólido y la capacidad de diálogo con la sociedad que necesita el proyecto del PP en el País Vasco. Moderado y dialogante.

P. ¿Cree, como Rajoy, que el PP debe salir de la esquina para estar en la centralidad política?

R. El diálogo en política es un instrumento no prescindible, salvo con los violentos. Pero no hay que confundir el diálogo con la cesión. ¿Cómo puede llamar la atención que se hable de diálogo?

P. María San Gil dimitió por el discurso del diálogo con los nacionalistas que veía en Rajoy.

R. Nunca le he leído una declaración así.

P. ¿Por qué cree que dimitió?

R. Ella lo ha expresado.

P. ¿Qué va a ser usted en el equipo de Rajoy? ¿Lo sabe ya?

P. Estaré en el Comité Ejecutivo.

P. ¿Nada más?

R. Y nada menos.

P. ¿Y quién le gusta como secretario general?

R. Tiene que ser alguien de absoluta confianza de Rajoy. Es imposible ser secretario general y tener otra dedicación institucional. Yo he estado estos cuatro años en maitines. Para estar en el equipo de Rajoy no hace falta tener un puesto orgánico. Yo estaré donde me diga el presidente. Lo que pone en tu tarjeta de visita no es lo importante, sino que se tengan en cuenta tus ideas.

P. ¿No aspira a un puesto orgánico?

R. No. Mi obligación es ahora estar concentrado en los Juegos Olímpicos.

P. Y si lo consigue, ¿se volverá a presentar a la alcaldía?

R. Vamos primero a conseguirlo.

"No me sentiré incómodo si el Constitucional avala las bodas gay"

Pregunta. ¿El Estatuto de Cataluña es inconstitucional?Repuesta Sí, por eso lo hemos recurrido.P. ¿Y el matrimonio homosexual?R. Desde un punto de vista jurídico, parece que la Constitución no contempla la denominación de matrimonio si no es entre mujer y hombre, pero estaremos a lo que diga el Constitucional. En cualquier caso, la ley está vigente y la voy a aplicar. Y si la sentencia dice que es constitucional, yo no voy a sentirme incómodo.P. ¿Debería haber más centrales nucleares en España?R. Es una necesidad abrir una reflexión. Es difícilmente justificable decir que no queremos construirlas pero sí comprar la energía que producen las centrales francesas. El futuro pasa por incrementar la producción de energía nuclear.P. ¿Le aconsejaría a un hijo la insumisión a Educación para la Ciudadanía?R. No se lo aconsejaría. Le diría que contrastase las opiniones y los criterios. Pero creo que la asignatura está mal planteada.P. ¿Le gusta la semana laboral de 60 horas?R. Creo que la productividad no se debe basar en bajos costes laborales ni sobreexplotación de los trabajadores. Me cuesta entender que vayamos a evolucionar en una tendencia en contra de las conquistas de los trabajadores.P. ¿Ampliaría el plazo de retención de inmigrantes?R. Creo que seis meses es excesivo; y 40 días, insuficiente.

Leguina más que Aguirre

Pregunta. ¿Obama o McCain?Respuesta. Personalmente Obama, pero me gustaría que ganase McCain.P. ¿Aznar o Rajoy?R. Son sucesivos y complementarios.P. ¿González o Zapatero?R. González.P. ¿Sarkozy o Berlusconi?R. Sarkozy. Me identifico más con lo que hace.P. ¿Quién ha sido mejor presidente de Madrid, Leguina o Esperanza Aguirre?R. A Esperanza no podemos juzgarla porque no ha terminado su mandato. Por exclusión de Esperanza y mía, Leguina.P. ¿San Gil o Basagoiti?R. Son sucesivos y complementarios.P. ¿En la declaración de la renta tacha la casilla de la iglesia o la de fines sociales?R. La hago conjunta. No lo puedo contar, participan otras personas en esa decisión.P. ¿Lavapiés o Serrano?R. Lavapiés, porque queda mucho por hacer.P. ¿García Márquez o Vargas Llosa?R. Si estuviese Vargas Llosa aquí habría dicho, por supuesto, Gabo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de junio de 2008

Más información