Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid 2016 mejora la nota en ocho apartados

La seguridad y la capacidad hotelera, los puntos débiles

Sube nota en ocho asignaturas. Es es el balance de la recuperación al que se ha sometido la capital de España para conseguir el sueño de organizar los Juegos Olímpicos. Y no está nada mal. En la valoración global sube una décima y se pone con un 8,4. Apartado por apartado (11), es la primera de las cuatro candidaturas en ocho aspectos. Y sus virtudes son el transporte, el apoyo gubernamental y de la opinión pública y el legado que dejará el proyecto olímpico. En las tres se lleva un nueve. Eso sí, el 10, la máxima puntuación, estuvo sólo reservado para Tokio, que se lo llevó por su capacidad de alojamiento.

¿Qué se ha hecho para mejorar en ocho aspectos con respecto a la anterior candidatura?

- El apoyo ciudadano mejora. Las encuestas lo reflejan con un 89,1% de españoles que apoyan la candidatura. Y eso es promoción y publicidad.

- La seguridad, punto flaco. Madrid 16 contratará expertos en seguridad y creará una comisión presidida por el propio ministro del Interior. Aun así, el COI no pudo eludir la referencia a ETA en su evaluación.

- Frenesí constructor. En infraestructuras también se mejora. Todas las subsedes, incluida la de vela, que se celebrará en Valencia, estarán conectadas por AVE. Además, se ha terminado el soterramiento de la M-30, se habrá hecho el eje Prado-Recoletos. La M-40, a su paso por la villa olímpica, será cubierta con unas pasarelas gigantes.

- Variaciones en el estadio. Las instalaciones deportivas suben una décima. No se aprecian grandes cambios, excepto la remodelación de La Peineta.

- Medio ambiente. Con la que ha caído, los niveles de polución por las nubes, polvos saharianos y demás intrusiones malignas, el COI considera que estamos mejor que hace cuatro años.

- Punto débil, pero menos. La capacidad hotelera ha aumentado. Pero no tanto. Pasaremos de 65.000 camas a 80.000 en 2016.

- Más expertos. La experiencia en organización de eventos deportivos ha aumentado en ocho décimas. En los últimos años, Madrid ha celebrado competiciones de todos los deportes practicables: balonmano, tenis, futbol, voleibol, yudo, piragüismo, atletismo...

- Más dinero. Esta vez, el presupuesto de la candidatura, unos 40 millones de euros, proviene mayoritariamente de manos privadas y del COI. Además, se rebaja el precio de las entradas y aumentan los patrocinios.

El baile de las cifras

Madrid obtuvo un 8,3 en el corte de 2004 en Lausana. Eso era lo único en lo que se ponían de acuerdo periodistas, políticos y miembros de la delegación de Madrid 2016 dos horas después de que se conocieran las ciudades candidatas en Atenas. Nada más. El resto fue un baile de cifras, de ponderaciones y demás insondables de la ciencia de la puntuación olímpica.

Sobre las 19.15, cuando el COI había anunciado las ciudades candidatas, ya circulaba el libro con las puntuaciones y valoraciones que se habían hecho. Madrid 2016 se encargó de distribuir sus propios datos y la prisa, las ganas de dar la noticia y la torpeza general desconcentraron al personal. Durante casi una hora, por ejemplo, se dio por hecho que Río se había llevado un raquítico 5, cuando en realidad obtuvo un 6,8.

El COI ofrece tres versiones de la nota global. La puntuación máxima, la media y la mínima. Hace cuatro años, para Madrid 2012, la delegación española ofreció a los periodistas la nota máxima. Ésa era, por tanto, la única que podía servir de nuevo como referencia. El resto era liar la cosa. Pero esta vez, los responsables de la candidatura, no se sabe por qué, hicieron circular la nota media. Incluso el alcalde la dio durante la rueda de prensa pese a que estaba advertido del asunto. Esa cifra colocaba la candidatura una décima por debajo de la vez anterior. Algo poco recomendable a efectos celebrativos, pero, sobre todo, mentira.

La nota de referencia, la que finalmente la delegación quiso que constara, pese a que el alcalde ya había dado los datos que había querido, era la máxima: 8,3. Pero algo no se debió de hacer bien, porque al día siguiente cada medio de comunicación dio un resultado distinto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de junio de 2008

Más información