Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Gandia mira hacia el año 2025

La capital de La Safor inicia un debate sobre el futuro de la ciudad ante el "agotamiento" del plan general de 1983

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Gandia, de 1983, "se encuentra agotado". El equipo de Gobierno (PSPV y Plataforma de Gandia) inicia hoy los primeros pasos para la revisión de la planificación urbanística de la ciudad. Para ello, el Ayuntamiento pretende contar con principales colectivos de la ciudad, que se integrarán en un órgano consultivo y en la comisión de seguimiento del nuevo plan. También se ha invitado al debate a representantes de la Mancomunitat de Municipis de La Safor, con el objetivo de involucrar a las localidades del entorno.

El estudio preliminar, que establecerá una radiografía de la urbe y marcará las pautas de actuación en los próximos 17 años, ha sido encargado a la empresa IDOM y al sociólogo urbanista José Miguel Iribas. En seis meses, señala el concejal de Territorio, Sostenibilidad y Vivienda Fernando Mut, se presentarán las primeras propuestas del plan estratégico para la Gandia de 2025. El informe abordará todas las áreas, "desde la escala territorial hasta la del ladrillo", explica Mut.

La ciudad se replantea su oferta y posicionamiento comercial

El Ayuntamiento quiere que Renzo Piano diseñe el auditorio

- Urbanismo

El desarrollo urbanístico de la ciudad en los últimos 25 años ha convertido a Gandia en una ciudad "densa y compacta", pero con grandes carencias, como una adecuada unión entre el casco urbano y la playa, su principal reclamo turístico, y una importante zona residencial y de ocio. Éste es, para Mut, uno de los retos prioritarios que tendrá que abordar el estudio. La Avenida del Grau, enlace entre el centro urbano y el distrito de la playa y Grau, "necesita un nuevo tratamiento de avenida", y "hay que mejorar las conexiones con el puerto", sostiene el edil.

La ciudad vive también de espaldas a los dos recorridos fluviales que la atraviesan, el río Serpis y el Sant Nicolau. El edil plantea un "corredor ecológico", un anillo verde que dé continuidad a la ronda perimetral, ligado con el barranco de Sant Nicolau, una de las zonas más degradadas de la ciudad, y que integraría también las barriadas de Santa Anna, Beniopa y las zonas montañosas de Banyosa y Marxuquera.

Al sur, la propuesta es conceder también un tratamiento ecológico al cauce del río Serpis, en el camino hacia su desembocadura, y su unión a los ullals del marjal y a L'Alqueria del Duc. Este espacio ha sido una de las apuestas de recuperación medioambiental más importante de la ciudad en los últimos años, 70.000 metros cuadrados regenerados por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) y la Generalitat Valenciana con fondos Feder.

Este entorno natural se encuentra además situado a pocos metros de L'Alqueria del Duc, un edificio del siglo XVI, que alberga la escuela de hostelería y turismo del Centro de Desarrollo Turístico de la Generalitat. Ahora carece de accesos adecuados y de integración con la ciudad.

- Playa y puerto

El estudio abrirá un debate sobre el modelo turístico de la ciudad, basado en la oferta residencial y en el sol y playa. Comerciantes y empresarios reclaman desde hace años medidas que ayuden a desestacionalizar la actividad, que cada vez se concentra en periodos más cortos. La ampliación y mejora del entorno del puerto es una de las principales apuestas para los próximos años. El gobierno local ha contactado con el prestigioso arquitecto italiano Renzo Piano para el diseño de uno de los proyectos más ambiciosos, la construcción de un auditorio, junto a la iglesia de Sant Nicolau, un referente del estilo arquitectónico de hormigón armado realizado por el ingeniero Eduardo Torroja y el arquitecto Gonzalo Echegaray en 1959.

Un paseo conectaría la iglesia, el nuevo auditorio y un espacio, o "balcón al mar", para el que la ciudad ha encargado una figura de 20 metros de altura al escultor Andreu Alfaro, homenaje al poeta Ausiàs March. La intervención de Piano no sólo cambiaría la fisonomía actual del puerto, sino que supondría un evidente reclamo turístico. El arquitecto se ha mostrado "interesado" en el proyecto, pero las conversaciones se encuentran en un punto muy inicial.

- Comercio

La proliferación de centros comerciales ha relegado a Gandia como tradicional atractivo comercial para las Comarcas Centrales. Este hecho está llevando a los responsables municipales a "replantear" la oferta actual y a definir su "posicionamiento territorial", explica Mut. La especialización y alternativas comerciales serán uno de los puntos centrales de este debate.

- Vivienda y medio urbano

El plan estratégico de la Gandia de 2025 abordará hasta 120 variables por tramo de la ciudad, que analizarán aspectos demográficos, económicos, rango urbano, funcional, administrativo, tipología de las calles y un análisis de la edificación y la demanda de viviendas. El equipo de gobierno espera plantear una decena de proyectos urbanos, con mejoras en la oferta de servicios en las barriadas, y una planificación de infraestructuras y nuevas zonas residenciales.

"Gandia es un gran laboratorio de máximo interés en la Comunidad Valenciana, por su situación, en la confluencia entre el eje costero y el de interior, y con la capital valenciana como un área de influencia importantísima. Actualmente es una ciudad densa y compacta, dentro de los criterios de sostenibilidad y servicios bien optimizados, pero parece un barrio rodeado de infraestructuras viarias. Uno de los retos fundamentales es definir la relación del casco urbano con su entorno natural, y cómo aprovechar sus recursos naturales", resume el responsable de Territorio y Sostenibilidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2008