Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Cambio de ciclo

Las hipotecas a mayor plazo se han encarecido más del 50% en tres años

El Gobierno se niega a hablar de crisis, pero esta palabra es la que seguramente utilizarían los españoles que se encuentran ahora con que su hipoteca contratada a 40 años les sale un 51% más cara que hace tres años. La subida del Euríbor desde mediados de 2005 ha golpeado especialmente a los que se endeudaron a plazos muy largos. Estos préstamos a 30, 40 o incluso 50 años se han convertido en habituales por la desorbitada subida del precio de la vivienda.

"Tendremos que acostumbrarnos a un Euríbor al 5%", sostiene un analista

Los más dañados son los que han suscrito préstamos a plazos largos

El índice al que están ligados la mayor parte de préstamos cerrará mayo en el 4,994%, su récord de los últimos ocho años. Y, según avisan los expertos, no parece que este porcentaje se vaya a reducir en los próximos meses.

Noelia es el típico caso de los que se compraron un piso aprovechando que el Euríbor estaba en mínimos históricos. La cuota de 1.050 euros que paga ahora es un 35% superior a la primera que abonó. Y este porcentaje podría ser mucho mayor, pero como ya rondaba la cuarentena cuando pidió el préstamo, el banco sólo le permitió hipotecarse por 28 años.

Precisamente, estos 28 años coinciden con el plazo medio de los préstamos sobre vivienda que se concedieron en el primer trimestre del año, frente a los 22 de 2004. Los precios cada vez más altos -una persona tiene que destinar el sueldo íntegro durante nueve años y medio para pagar una casa- han forzado en los últimos tiempos a estirar el plazo todo lo que se pudiera; y estos compradores son los que se ven ahora más perjudicados por la carrera alcista del Euríbor. "Me imaginaba que los tipos podían subir, pero nunca creí que tanto. Y desde luego nadie me avisó de que esto podía ocurrir", explica Noelia, que destina más del 70% del sueldo a su deuda con el banco. "¿Es que acaso los fabricantes de coches están obligados a informar a sus clientes de que pueden tener un accidente?", le responde José Carlos Díez, economista de Intermoney.

La contención en los precios que vive el mercado inmobiliario ya se nota en las oficinas de cajas y bancos. Este trimestre ha sido el primero en el que el plazo medio ha dejado de crecer. Y esta tendencia está condenada a acentuarse. "El ajuste del mercado pasa obligatoriamente por una caída de los precios", sostiene el estadístico Julio Rodríguez.

Pero mientras el mercado se relaja, el Euríbor no muestra síntomas de frenar su subida. Enfilado hacia el 5%, el índice va camino de batir su récord. En sus casi 10 años de historia, sólo ha habido cinco meses en los que estuviera por encima de esta barrera psicológica.

"Nos tendremos que acostumbrar a un Euríbor en torno al 5% durante muchos meses", asegura el analista de Intermoney. El repunte de la inflación y, sobre todo, el petróleo a 130 dólares el barril, lleva a los analistas a prever próximas subidas de los tipos de interés oficiales. Y el Euríbor, que se comporta como un termómetro de los tipos que se marcan desde Francfort, irá de la mano. Díez cree que a corto plazo este índice llegará al 5,2% o el 5,3%, y que luego cederá ligeramente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de mayo de 2008