Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo para reformar el barrio de La Clota

El barrio de La Clota está a caballo entre el Carmel y el paseo del Vall d'Hebron, y como otros barrios de la falda de la montaña tiene una urbanización singular: casitas dispersas que han contribuido a que permaneciera cierto aire de campo. Sus vecinos no quieren renunciar a esa calidad de vida y por eso la anunciada -y demorada- transformación urbanística del barrio despertaba inquietud.

Ese plan urbanístico tendrá hoy el visto bueno en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona. Finalmente se preservarán las tres cuartas partes del barrio. Entre las actuaciones de mejora se encuentra la consolidación de las construcciones y la mejora de la conexión del barrio de La Clota con el Carmel, a través de la calle de Lisboa. El barrio tendrá un incremento de cinco equipamientos públicos y se reurbanizará el camino histórico de Sant Genís a Horta. Sí habrá viviendas que desaparecerán y serán sustituidas por otras y se creará un parque de 8,7 hectáreas.

Desencallar ese plan urbanístico puede dar paso a que se encarrilen las negociaciones entre el gobierno municipal y la oposición para la también parada reforma del Carmel. Para que Esquerra dé su visto bueno, la reforma tendrá que acotar más las zonas del barrio y decidir qué se entiende por infravivienda, que es lo que determina si una casa se derriba o no. Fuentes municipales apuntaron que confían en llegar a un acuerdo con los ex socios porque lo que no quieren es que el plan quede bloqueado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de mayo de 2008