Detenido un joven acusado del robo de la base de datos de Barça

La policía cree que el arrestado intentaba vender la información

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) detuvieron anteayer a un joven acusado de robar la base de datos del FC Barcelona con la intención de venderla a terceras personas. El arrestado es un informático que trabajaba en la empresa que administra la base de datos del club azulgrana y que, por tanto, tiene un acceso privilegiado a esa información, que incluye los datos personales de todos los socios del club.

Fuentes de la investigacíón explicaron ayer que el arrestado se encuentra en libertad con cargos a la espera de que hoy se realice el peritaje de su ordenador personal, que está las dependencias policiales. Al parecer, en un primer rastreo no ha aparecido la información, que el arrestado podría haber borrado. Sin embargo, los agentes del Grupo de Delitos Informáticos están convencidos de poder encontrar los datos si es que llegaron a estar almacenados en algún momento en ese ordenador.

Las mismas fuentes explicaron que el caso fue denunciado al CNP por la propia empresa contratada por el club azulgrana para gestionar la base de datos, al tener conocimiento de la actuación desleal de ese empleado. Siempre según esa versión, fue el mismo trabajador quien explicó a un compañero de trabajo que iba a copiar los datos a cambio de cobrar una cantidad de dinero de un candidato a la presidencia del FC Barcelona en las pasadas elecciones.

Atestado policial

Los compañeros de trabajo del empleado ya han declarado ante la policía. Del mismo modo, el atestado policial ya ha sido remitido al juzgado decano de Barcelona para su reparto, de manera que en los próximos días un juez de instrucción asumirá la investigación. A partir de ese momento, lo habitual es que el juez tome declaración al acusado y a los testigos, pues las declaraciones ante la policía no tienen valor probatorio.

Fuentes judiciales explicaron que si finalmente se pruebla la sustracción, se podría acusar al informático de un doble delito de revelación de secretos. Por una parte, el previsto en el artículo 197.2 del Código Penal, que castiga con penas de uno a cuatro años de cárcel a quien se apodere, utilice o modifique datos personales. Por otra, el artículo 199 prevé hasta tres años de prisión para quien, además, "revele secretos ajenos de los que tenga conocimiento por razón de su oficio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 27 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50