Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las estrellas del Festival de Cannes vuelven al 'cole'

Gran recibimiento a los 24 chavales de 'Entre les murs'

Todos quieren ser actores. Los 24 chavales protagonistas de Entre les murs, la película que el domingo ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes, volvieron ayer a su colegio, el instituto Françoise Dolto del distritio XX de París, donde les esperaba un recibimiento por todo lo alto. Las clases se suspendieron, pero desde por la mañana los compañeros de fatigas de estas nuevas estrellas se mezclaban con los periodistas y fotógrafos en los aledaños de la calle de los Pirineos, donde se encuentra la escuela.

Ayer no hubo clases en el instituto dolto, en el que se inspiró la película

La expedición había partido de Cannes de madrugada, y no llegó hasta pasado el mediodía. Cuando Nassim Amrabt (Nassim, en la película), Carl Nanor (Carl) o Franck Keïta (Suleyman), Esmeralda, Agem, Khoumba y el resto de la clase que retrata la película dirigida por Laurent Cantet empezaron a descender del gran autobús blanco aparcado frente al Instituto, se desató la euforia.

Todos los chavales del Françoise Dolto, y probablemente muchos otros jóvenes de esta Francia multicultural que trata el filme, se sintieron identificados con quienes les han representado en la gran pantalla. "Es toda la familia, es todo el colegio, nos representan a todos nosotros", aseguraba un adolescente larguirucho emocionado hasta las lágrimas.

Todos llevaban puestos los trajes de noche que vistieron durante la gala de la entrega de premios y, como si no quisieran que se rompiera el conjuro, conservaban cual reliquia los restos de maquillaje. Franck Keïta, elegantemente vestido con un terno oscuro, explicaba a sus amigos: "¡Cannes es la magia, la final de la copa del mundo, para mí es lo máximo!". "Hemos vivido lo inimaginable. Subimos por las escalinatas. Podremos contar que hemos vivido la experiencia del cine", contaba por su parte Nassim.

Algunos alumnos del centro han visto secuencias del filme inspirado en un libro de François Bégaudeau, un auténtico profesor de instituto que además asume este papel en el filme. Todos han seguido el rodaje porque formaba parte de su experiencia colectiva. Como explicaba Nassim, recoge realmente lo que pasa en las clases, incluidos los detalles. "Sí, hay clanes, y siempre hay un pequeño caïd (jefecillo)". Para añadir: "Cuando empezamos a rodar éramos todos pequeños. La experiencia nos ha hecho reflexionar. Nos ha hecho crecer".

Ayer no hubo clases. Hoy todo volverá a la normalidad, dentro de lo posible. Los exámenes se acercan y no es cuestión de perder ni un día más. Todos, sin embargo, coincidían en que sus vidas ya no serán iguales. La película muestra que no sirven los tópicos para definir a esta generación y también de lo que son capaces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de mayo de 2008