Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres personas desaparecen en un barco frente a Melilla

"Nos hundimos, ayuda", decía el agónico mensaje que recibió el amigo de uno de los ocupantes de la embarcación de recreo desaparecida desde el viernes en Melilla. En el bote viajaban tres o cuatro personas, según la Delegación del Gobierno. Sólo se conoce la identidad de una de ellas, un joven melillense de 22 años. Sus amigos reaccionaron a los mensajes avisando a su padre, que se personó en Salvamento Marítimo. Una llamada anónima había alertado ya a la Guardia Civil sobre el naufragio de una embarcación de recreo.

La nave Salvamar Spica, de Salvamento Marítimo, comenzó el viernes la búsqueda en aguas marroquíes, en la zona del llamado cabo de Tres Forcas, unas cinco millas mar adentro. El Gobierno marroquí había concedido previamente su autorización. Al anochecer se incorporó a la búsqueda un avión de rescate con visión nocturna. A primera hora del sábado se unió a la operación un nuevo avión. Al cierre de esta edición, los equipos de rescate permanecía rastreando la zona del posible naufragio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de mayo de 2008