Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Festival de Eurovisión

Fuego, lentejuelas y... Robocop

Rodolfo Chikilicuatre perdió sus gafas sin cristales en el ensayo, y, al acabar la actuación, fue abucheado - TVE emite a las 21.00 el Festival de Eurovisión

Quien vaya a seguir Eurovisión, que se vaya preparando. Resulta... ¿hilarante? ¿vergonzoso? ¿friki? -que cada cual elija-, cuando, tras el despliegue de luces de colores y decorados (hasta se abre el suelo y aparece un corazón gigantesco) de Kalomira, la aspirante griega, Rodolfo Chikilicuatre y su troupe entra en escena. Para acabar de hacer la cosa aún más chirriante, después de España le toca el turno a la serbia Jelena Tomasevic, con una balada de tintes épicos que arranca chillidos entre la audiencia. El contraste es total. Aunque de eso trata la propuesta de TVE y El Terrat.

Ayer, durante el ensayo de las tres de la tarde, el primero en el que actuaban los 25 finalistas de Eurovisión -con la consiguiente emoción de los fans que han viajado hasta Belgrado-, se vio de todo. Patinadores profesionales (el ruso Evjeni Pluchenko), fuegos artificiales, llamaradas (muchas), piruetas, heavies tipo Lordi -los finlandeses que ganaron en 2006-, melenas y gasas mecidas al viento por ventiladores, música tecno digna de una discoteca de Benidorm, pechos a puntos de estallar en escotes ceñidísimos, cambios de vestuario de visto y no visto, puestas en escena teatrales, como el mimo de los hermanos que representan a Bosnia o el grupo de piratas de Letonia, un violón Stradivarius del siglo XVI... Y entre tanta intensidad, de pronto llega Rodolfo Chikilicuatre con su guitarra de todo a cien, su "robocop" y las bailarinas que no dan pie con bola. Hoy, muchos españoles que estén viendo la tele se morirán de risa. En el resto de los países (Eurovisión se retransmite en 43 países europeos, más Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos), los espectadores pondrán cara de póquer.

Algunos fans españoles optan por votar a la cantante portuguesa

El show empieza con la ganadora del año pasado, la serbia Marija Serifovic

Ayer, durante el ensayo, Rodolfo Chikilicuatre perdió sus gafas sin cristales y, al acabar la actuación, fue abucheado. Y es que no hay manera. Los eurofans no le pillan el punto, como tampoco se lo pillaban al pavo Dustin, que no llegó a la final. Quizá la audiencia, que no se toma esto tan en serio, sí lo haga. Pero ellos no entienden por qué Gráfica, la bailarina que viste de rojo (Silvia Abril, que en Homo Zapping imitaba a Ana Rosa Quintana o Isabel Gemio), se cae del escenario en cada ensayo. Una de las primeras veces en que Gráfica dio con el culo en el suelo, el regidor se quedó perplejo. No podía entender que el resto de la banda siguiera con el baile y no se parara a ayudarla.

Visto lo visto, algunos fans españoles han decidido darle su apoyo a la cantante portuguesa, Vania Fernándes, algo así como nuestra Rosa López, pues es la ganadora de Operaçao Triunfo. Al igual que en España en 2002, en Portugal el festival se está viviendo con mucha emoción y cuando el jueves logró pasar a la final (a la que el país no accedía desde 2004), la comentadora portuguesa lloró emocionada. Jesús Cañadina, de la web seacercaeurovision.com, es uno de los españoles que le da su apoyo. "Sería perfecto que ganara. Supondría la vuelta de las buenas canciones y el fin del sambenito del voto del Este".

Hoy la final empieza a las 21.00. Hay normas. Las canciones no pueden durar más de tres minutos (siendo 25 países se agradece) y no puede haber más de seis personas sobre el escenario, cifra que casi todo el mundo agota. El show empezará con un espectáculo de la ganadora del año pasado, la serbia Marija Serifovic, que sale a escena de esmoquin junto a una bailarina vestida de novia, lo que se puede leer como un guiño a los homosexuales que han llegado a Belgrado en masa. ¿Por qué hay tantos seguidores gays?, se preguntaba ayer uno de ellos. "No lo entiendo. Si mi canción preferida es la noruega, que es como muy hetero". Misterios de Eurovisión. Previsora, la organización les recomendó que no hicieran alardes afectuosos por la calle, ya que en Belgrado no se disfruta de tolerancia de otros países. De momento no se han registrado problemas.

Ayer se supieron los resultados de una apuesta realizada por la organización entre fans y periodistas, según la cual Ani Lorak (Ucrania) quedaría en primer lugar, seguida de Vania Fernandez (Portugal) y Jelena Tomasevic (Serbia). La propuesta de El Terrat, Rodolfo Chikilicuatre, quedaría en el decimosexto puesto. Ahora la duda es qué pensarán quienes usen el móvil para mandar un SMS y votar.

Bjorn Erichsen, director del departamento de televisión de la Unión Europea de Radiofusión, anunció ayer que quizá cambie el sistema según el cual España, Reino Unido, Alemania y Francia (The Big Four, los llaman) tienen un sitio asegurado en la final. Preguntado por el temor de una posible retirada de estos cuatro países ante sus malos resultados de los últimos años, dijo: "Y a mí me gustaría que llevaran mejores canciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 2008