Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medvédev inicia en Kazajistán su primer viaje al exterior

El presidente ruso continuará hoy su gira asiática en China

Dmitri Medvédev inició ayer en Astaná, la capital de Kazajistán, su primer periplo internacional en calidad de presidente de Rusia, que continuará hoy en Pekín. La elección de los dos grandes Estados asiáticos como destinos iniciales del nuevo líder responde a circunstancias objetivas, habida cuenta del peso económico de estos vecinos con los que Rusia tiene sus fronteras más extensas (4.300 y 7.500 kilómetros respectivamente).

Alemania será el primer destino occidental del dirigente del Kremlin

Medvédev presidirá a finales de junio la cumbre de Rusia con la UE

El viaje ha adquirido además una importancia simbólica sobre el telón de fondo del deterioro de las relaciones de Moscú con Ucrania, su gran vecino occidental, a raíz de una nueva discusión sobre la península de Crimea y la flota rusa del mar Negro.

Kazajistán es un destino cómodo para Medvédev, puesto que el veterano presidente, Nursultán Nazarbáyev, artífice de un régimen autoritario moderado, no provoca escándalos a la hora de plantear sus problemas con Moscú, generalmente económicos. Rico en hidrocarburos, materias primas y cereales, Kazajistán se ha impuesto a Uzbekistán como la potencia más importante de Asia Central.

Sin embargo, el país, que sólo tiene salida al Caspio, depende básicamente del sistema de oleoductos y gasoductos de Rusia a la hora de exportar sus hidrocarburos a Occidente. Tratando de mejorar su capacidad de maniobra, Nazarbáyev está abriendo rutas exportadoras hacia China y también apoya proyectos de exportación alternativos a las rutas rusas. El presidente kazajo ha insistido en abrir un canal navegable entre el Caspio y el mar Negro, un proyecto para el que existen dos planes alternativos. Medvédev evitó ayer pronunciarse sobre ellos.

El presidente ruso manifestó que la cooperación en el campo energético es una de las prioridades de la colaboración económica con Kazajistán y confirmó que había tratado con Nazarbáyev sobre grandes planes de desarrollo de infraestructura en marcha, como la construcción de un gasoducto por la ribera del Caspio y la modernización del sistema de transporte de hidrocarburos entre Asia Central y Rusia.

Moscú se apuntó un tanto muy importante en 2007 al firmar un acuerdo con Turkmenistán y Kazajistán que le ha de permitir seguir canalizando el flujo de gas de estos países por su territorio. Sin embargo, tanto Kazajistán como Turkmenistán han mostrado interés en el proyecto Nabucco, la alternativa de la UE y EE UU al transporte de hidrocarburos por territorio ruso.

Rusia y Kazajistán profundizarán sus relaciones y fortalecerán su colaboración en el terreno de defensa y cooperación militar con vistas al mantenimiento de la seguridad regional, según el comunicado conjunto firmado ayer por Medvédev y Nazarbáyev. Ambos Estados reiteraron su compromiso en el marco común del Acuerdo de Seguridad Colectiva que data de 1992, y reafirmaron su intención de colaborar contra el terrorismo internacional. Kazajistán compra a Rusia tecnología militar, como carros blindados BTR-80, helicópteros Mi-17 y estudia la posibilidad de crear empresas mixtas para producir helicópteros y equipo naval.

Ambos países firmaron ayer varios acuerdos de colaboración espacial a realizar a partir del cosmódromo de Baikanur, que Rusia tiene alquilado a Kazajistán por 115 millones de dólares anuales (73 millones de euros) hasta el 2050. Por su parte, el banco ruso Vnesheconombank, controlado por el Estado, facilitará un crédito de 300 millones de dólares al Banco de Desarrollo con Kazajistán. El intercambio económico entre ambos países es de 16.500 millones de dólares, inferior al de Rusia y China (48.000 millones de dólares). Kazajistán propuso a Rusia la posibilidad de firmar un acuerdo de colaboración económica e integración a largo plazo.

Por otra parte, Alemania será el primer destino occidental de Medvédev, que a finales de junio tendrá ocasión de presidir la primera cumbre con la UE en la localidad de Jantimansinsk, que es de hecho la capital administrativa del petróleo siberiano.

En mayo de 2000, tras jurar por primera vez su cargo de presidente, Vladímir Putin, hoy primer ministro, viajó a los Estados asiáticos de Uzbekistán y Turkmenistán y en 2004, tras el inicio de su segundo mandato, viajó a Crimea (Ucrania) para reunirse con los presidentes de este país, además de los líderes de Bielorrusia y Kazajistán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de mayo de 2008