Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Història del soldat', de Stravinsky, con Pavlovsky y Mísia, abrirá el Grec

El festival ofrece 57 propuestas de "calidad y riesgo" y potencia el anfiteatro

Un Grec distinto. Con calidad pero también riesgo. Atento a innovar -pocos nombres archiconocidos, de esos que lucen en las banderolas- pero sin perder de vista la necesaria conexión con el público. Un Grec que apuesta por la diversidad cultural. Que potencia las actuaciones en el anfiteatro, consciente de que es el espacio que lo vertebra y que marca su especificidad. Y un Grec que cambia su concepto de programación musical dejando los grandes nombres de las giras de verano para buscar su propia línea y que incluye un renovado interés por la música clásica.

Así es el Grec que viene y que fue presentado ayer por el propio alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; su director, Ricardo Szwarcer, y el delegado de Cultura municipal Jordi Martí.

En el aspecto más relevante, el de la programación, el Grec 08, representado gráficamente por una luna llena, reduce su número de propuestas: de 68 el año pasado a 57. Abre, el 25 de junio, en el anfiteatro, con un espectáculo de teatro musical que es toda una declaración de intenciones. Història del soldat, de Stravinsky, en un montaje con dirección de Nigel Lowery y Amir Hosseinpour, dos renovadores de la ópera con sus puestas en escena, y protagonizado por Pavlovski (el soldado), Mísia y la actriz Marilu Marini. Otros espectáculos especialmente destacables son una Andrómaca, de Eurípides (anfiteatro, del 2 al 4 de julio), que llega de Damasco y resalta el conflicto Oriente-Occidente (dirigida por el francés Jean Christophe Säis y con la actriz siria Hala Omram en el rôle titre); un Troilus and Cressida, de Shakespeare, a cargo de Cheek by Jowl con dirección de Declan Donnellan y que incluye espectaculares combates (Lliure, del 3 al 5 de julio); A disappearing number, de Complicité con dirección de Simon McBurney, sobre la belleza de las matemáticas y cuyo hilo conductor es la amistad entre dos genios de la materia reales, el enigmático Srinavasa Ramanujan y el profesor de Cambridge G. H. Hardy (Lliure, del 17 al 20 de julio), y unas Troyanas, también de Eurípides, a cargo de Mario Gas (anfiteatro, del 21 al 24 de julio).

En danza hay varias cosas que no hay que perderse: el coreógrafo y bailarín japonés Hiroaki Umeda (Mercat de les Flors, 7 y 8 de julio); Sutra, la combinación de la danza contemporánea de Sidi Larbi Chaerkaoui y el kung-fu de los monjes shaolin chinos (anfiteatro, del 16 al 18 de julio), y la bellísima Dido & Eneas, de Purcell, con dirección y coreografía de Sasha Waltz (Teatre Nacional, 11 al 13 de julio). En el apartado musical, Dino Saluzzi y su bandoneón, L'Orchestra di Piazza Vittorio que animará en el anfiteatro, con entrada libre, la noche blanca de Montjuïc del 5 de julio; el australiano Xavier Rudd, la brasileña Vanessa da Mata, el renovador de la música cubana Raúl Paz, Lisboa Central Café, Alfonso Villalonga, La Schica (fusión de hip hop y flamenco) y el jazz de John Surman Quartet.

El festival se cerrará con un Rèquiem de Mozart a cargo de la orquesta y coro del Liceo, en el anfiteatro, el 2 de agosto, y celebrará el 16 y 17 de julio el centenario del Palau de la Música en el propio Palau con Cants d'amor, furor i llàgrimes, un espectáculo de Carme Portaceli con textos de Torquato Tasso (Jerusalén liberada) y música de diversos autores. El Grec no olvida su vocación de dirigirse al público familiar y programa dos Nit de cir en el anfiteatro (27 y 28 de julio) y Traces, espectáculo de Les 7 doigts de la Main (una secesión del Cirque du Soleil, del 26 al 29 de junio, Mercat). Hay muchas otras cosas interesantes: Josep Maria Pou haciendo de Orson Welles que espera la llamada de Spielberg, en un montaje de Esteve Rimbau (Romea); un espectáculo de Roger Bernat con taxistas; El ángel exterminador de Buñuel llevado a escena por Joan Ollé; un montaje sobre la Rodoreda de Carlota Subirós; Pere Arquillué haciendo un Strindberg (Ensam); un musical de Albertí y Comadira; Benefactor, de Michael Frayn, dirigida por Manuel Dueso; un Lear de Broggi con Joan Anguera como el rey; unas noches de música en Caixafòrum y en la Fundación Miró, y el ciclo en el CCCB de nueva creación británica Fast Forward, asesorado por Simona Levi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 2008