Cartas al director
i

Hipocresía

¿A qué incitan los centros de internamiento para extranjeros? ¿Y las vallas militarizadas de Ceuta y Melilla? ¿Incita al respeto ciudadano hablar de una inmigración ilegal imparable, como hizo hace unos días el ministro Rubalcaba? ¿Se presta la suficiente atención institucional a los muertos en el Estrecho? ¿A qué conduce el tratar estas muertes como inevitables, no ofrecer ningún homenaje, no darles nombre? ¿Y el orgullo del presidente Zapatero por las repatriaciones forzosas? Le voy a decir a qué incita todo eso, señora vicepresidenta: a la xenofobia y al racismo; hoy igual que en los años treinta.

Si ustedes no quieren ser como Silvio Berlusconi -por no decir alguien todavía peor-, lo tienen muy fácil; tan sólo repitan conmigo: "Ningún ser humano es ilegal". Y actúen en consecuencia. El resto no es más que hipocresía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50