Don Piso cierra sus 120 oficinas y despide a 350 trabajadores

La red inmobiliaria sufría una caída de ventas del 66%

"Está en venta, pero queremos mantenerlo vivo". Así se refería el presidente de Habitat, Bruno Figueras, a la red de intermediación inmobiliaria Don Piso hace apenas un mes. No ha podido ser. Ayer la promotora catalana anunció a los empleados de la empresa de intermediación que despedirá alrededor del 80% de los 420 trabajadores y cerrará las 120 oficinas en propiedad que gestiona directamente, según confirmó una portavoz de Habitat. La mayoría de los 350 afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), están en Cataluña, donde Don Piso apenas tiene oficinas en franquicia.

El auditor de Aisa no pudo opinar de las cuentas por las "incertidumbres"
Más información
La crisis golpea los resultados de las grandes inmobiliarias
Las grandes inmobiliarias registran un descenso de ventas del 73,5% en el primer trimestre

Habitat se hizo con Don Piso en diciembre, dentro de la compra de Ferrovial Inmobiliaria. Figueras puso de inmediato a la venta la cadena de oficinas, que estaba valorada en 110 millones. Habitat recibió ofertas, pero en plena crisis inmobiliaria, cuando más lo necesitaba, nadie pujaba ya por la empresa de intermediación de pisos.

Sus ventas este año se han desplomado más del 65% respecto al año anterior, lo cual ha arrastrado a la compañía a entrar en pérdidas. Los resultados de Don Piso ya se habían deteriorado en 2006, cuando según las mismas fuentes había obtenido unos beneficios antes de impuestos de 8,3 millones de euros, frente a los 9,1 millones del año anterior.

La enseña sufría una sangría de cierres de franquicias, aunque menor que otras firmas. Con más de 400 oficinas en 2005, era una de las principales y más populares intermediarias españolas. En pleno boom, se propuso crecer y dio el salto a Portugal a través de un acuerdo con un socio local. Pero ahora la firma sólo tiene 260 oficinas, 120 gestionadas directamente que cerrará (la mayoría en Cataluña), y el resto franquiciadas.

Además, Don Piso tiene un voluminoso paquete de pisos en propiedad que estudió sacar en alquiler. Finalmente ha tenido que lanzar una agresiva campaña de descuentos de entre el 20% y el 30% para ir deshaciéndose ellos, según fuentes cercanas a la compañía. La mayor parte de estas viviendas están en Cataluña y Andalucía, donde los agentes de la propiedad cuentan con un tipo más reducido del impuesto de transmisiones patrimoniales.

Por otra parte, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidió ayer suspender la cotización de Aisa tras recibir la auditoría de las cuentas de 2007 por "concurrir circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones". El auditor, BDO Audiberia, informó que, "debido a la gran importancia de las incertidumbres y limitación al alcance", no podía "expresar una opinión sobre las cuentas anuales individuales y consolidadas".

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS